Ban Ki-moon pide que Israel y Líbano mantengan cese de hostilidades pese a recientes ataques

Fuerzas de paz en vehículos blindados en la ciudad de Jwayya entre Tyr y Tibnin, en el Líbano. Foto: UNIFIL

Share

05 de enero, 2016 — El Secretario General de la ONU condenó los ataques perpetrados el lunes contra dos vehículos militares israelíes, cerca de la frontera de Israel con Líbano, y cuya autoría se adjudicó el grupo extremista islámico Hezboláh.

A través de un comunicado leído en su nombre por su portavoz, Ban Ki-moon expresó su preocupación por los ataques de represalia con fuego de artillería de las fuerzas israelíes contra blancos en Líbano, en áreas donde opera la Fuerza Interina de la ONU en Líbano (UNIFIL).

En conferencia de prensa, el portavoz expuso cuál ha sido la reacción de la ONU ante los incidentes.

“UNIFIL y la coordinadora especial de la ONU para Líbano, Sigrid Kaag, han tomado medidas inmediatas a través de contactos con las partes enfrentadas para ayudar a restaurar la calma en el área. UNIFIL investiga las circunstancias del ataque en cooperación con las Fuerzas Armadas Libanesas y las Fuerzas de Defensa de Israel”, dijo Dujarric.

El Titular de la ONU instó a las partes a mantener el cese de hostilidades y garantizar el pleno respeto a la resolución 1701 del Consejo de Seguridad, que impuso un alto el fuego tras la guerra de 2006 entre Israel y Hezboláh.

Las Granjas de Shebaa atacadas fueron ocupadas por Siria en 1957, 14 años después de la independencia de Líbano, y posteriormente ocupadas en 1967 por Israel, que en la actualidad las mantiene bajo su control.

Noticias relacionadas