Guía del OIEA ayuda a países en desarrollo a mejorar sus prácticas de irradiación de alimentos

Investigadores comprueban el desarrollo de cultivos de banano irradiados en un laboratorio en Austria. Foto D. Calma/OIEA

Share

29 de diciembre, 2015 — El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) acaba de publicar una nueva guía para mejorar las prácticas de irradiación de los alimentos en todo el mundo, especialmente los países en desarrollo.

Esta tecnología mejora la seguridad de los alimentos y aumenta el tiempo y la calidad de conservación.

Aproximadamente 750.000 toneladas de alimentos son irradiados cada año, principalmente en Asia y la región del Pacífico, pero también en las Américas.

La nueva guía, preparada en colaboración con la Agencia de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), va dirigida a los operadores de las instalaciones de irradiación, los reguladores en temas de alimentación, fabricantes, comerciantes y organizaciones gubernamentales.

La seguridad y calidad de los alimentos se ha vuelto un tema cada vez más importante en los países en desarrollo, especialmente en China, donde se encuentran la mayoría de las instalaciones de irradiación de alimentos.

La irradiación con rayos gamma puede reducir el riesgo de enfermedades como las infecciones por E.coli y prevenir la propagación de insectos exóticos causada por el comercio global. También puede aumentar el tiempo de calidad destruyendo microorganismos que causan su descomposición, como el moho.

El proceso no deja ningún rastro de radioactividad, no incrementa la temperatura de los alimentos ni utiliza aditivos nocivos, a diferencia del proceso de conservación químico.

Noticias relacionadas