ONU envía refuerzos a zona de desastre en Haití

Share

28 de septiembre, 2004 — La Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) envió ayer a un grupo de más de 150 efectivos de Brasil y Uruguay para reforzar al batallón argentino que vela por la seguridad y supervisa la distribución de ayuda humanitaria en Gonaïves, la ciudad haitiana más afectada por el huracán Jeanne.

En vista de la escasez de alimentos y agua potable, se registraron intentos de saqueos en el centro de distribución, lo que hizo necesaria una mayor presencia militar para proteger los cargamentos y al personal que los reparte.

En los últimos tres días, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha entregado 120 toneladas de comida a los más de 300.000 damnificados de Gonaïves, donde el número de muertos y desaparecidos supera los 2.000.

Juan Gabriel Valdés, director de MINUSTAH visitó la zona de desastre, donde conversó con el personal militar de la Misión y los trabajadores de los diversos organismos de la ONU que operan en el área para determinar la magnitud de la crisis humanitaria resultada del huracán.

El titular de MINUSTAH también habló con las autoridades locales y con representantes de las organizaciones no gubernamentales que asisten a la población, así como con un grupo de damnificados.

Al término de la jornada, Valdés declaró que ni las autoridades locales ni la Misión de la ONU estaban preparadas para un desastre tan grave, e informó que está coordinando los esfuerzos entre ambas entidades para hacer más eficiente la asistencia humanitaria.

Agregó que MINUSTAH está trabajando para abrir más centros de distribución de alimentos en Gonaïves con la intención de facilitar y hacer más seguro el reparto de comida y agua.

Por su parte, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) anunció que su directora ejecutiva, Carol Bellamy, viajará a Gonaïves mañana para observar el trabajo humanitario de este organismo de la ONU con los niños afectados por el siniestro.

Noticias relacionadas