El PMA reanuda la asistencia en la provincia iraquí de al-Anbar

Ayuda a familias Yazidis Foto archivo.PMA/Chloe Cornish

Share

04 de septiembre, 2014 — El Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA) reanudó hoy la distribución de asistencia en la provincia iraquí de al-Anbar con la intención de llegar a 76.000 personas que necesitan con urgencia ayuda alimentaria.

Esa agencia de la ONU había suspendido en mayo sus operaciones en la zona debido a las condiciones de seguridad.

Esta semana, el PMA repartió las primeras raciones de víveres a las familias desplazadas en las ciudades de Ramadi y Heet.

Con estas entregas, suman casi 850.000 las personas que han recibido asistencia de junio a la fecha.

Según datos del a ONU, la violencia en Iraq ha desplazado a 1,5 millones de personas que ahora viven en condiciones precarias sin acceso a agua, comida y otros insumos básicos.

El director regional del PMA para Oriente Medio, Mohamed Diab, advirtió que la situación humanitaria se deteriora más día tras día y que el número de desplazados aumenta a un ritmo alarmante, a veces en áreas de difícil acceso para asistirlos.

Noticias relacionadas