Gaza: miles de alumnos de la UNRWA no pueden comenzar el curso

Destrozos en la Franja de Gaza por el operativo militar israelí Foto: UNRWA Archivos/Shareef Sarhan

Share

02 de septiembre, 2014 — Ninguno de los 241.000 alumnos que asisten a escuelas de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) podrá comenzar este curso a tiempo, como consecuencia del conflicto que se ha vivido en Gaza durante 50 días.

Decenas de miles de niños permanecen desplazados y muchas miles de personas seguirán usando las escuelas como refugios durante meses, debido a que no disponen de otro lugar donde vivir.

Otros centros de enseñanza de esta agencia de la ONU que estaban vacíos deberán ser examinadas por si albergan explosivos sin detonar o tienen que ser reparadas antes de ser usados de nuevo.

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) informó que unas 18.000 viviendas han quedado destruidas o muy dañadas por los bombardeos israelíes, y más de 108.000 personas han perdido su hogar.

Desde que se anunció el último alto el fuego, el pasado 26 de agosto, ha bajado sensiblemente el número de personas refugiadas en escuelas de la UNRWA, pero aún permanecen unos 55.000 palestinos acogidos en ellas,

Muchas áreas de Gaza carecen de electricidad durante 18 horas diarias y sólo un 10% de la población recibe agua a diario.

El comisionado general de esa agencia, Pierre Krähenbühl, declaró hoy en Suiza que es imperativo reconstruir Gaza después de la devastación sin precedentes que ha sufrido, pero agregó que esa tarea podría durar más de una década si no se levanta el bloqueo a ese territorio palestino ocupado.

Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) también aludió hoy a la situación en Gaza durante una conferencia de prensa en la ONU y señaló que una tragedia como esa no debe permitirse que se repìta y enfatizó que deben abordarse las causas reales de este conflicto.

“Cualquier solución debe estar basada en el derecho internacional, no puede violar eso, ni convenciones y acuerdos de la ONU. Perseguiremos eso adhiriéndonos a otras convenciones y acuerdos porque creemos que es nuestro derecho. Queremos ser un miembro activo de la comunidad internacional y buscaremos que Israel rinda cuentas”, señaló Ashrawi.

También manifestó que no se puede volver a un plan de paz en los mismo términos que antes y señaló que se está enviando una delegación a Washington para informar al gobierno estadounidense que se necesita un claro compromiso con las fronteras de 1967 y con el fin de la ocupación israelí dentro de un plazo específico de tiempo, entre otras medidas.

Noticias relacionadas