Ban aborda las crisis actuales durante su visita a Nueva Zelanda

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon. en la apertura de la Conferencia de Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, celebrada en Samoa Foto.ONU/E. Schneider

Share

02 de septiembre, 2014 — El Secretario General de la ONU se reunió hoy con el primer ministro de Nueva Zelanda y abordaron las crisis en Iraq, Ucrania, Oriente Medio y Afganistán, entre otros asuntos de actualidad, incluido el brote de ebola en África occidental.

Durante una conferencia de prensa conjunta con John Key, Ban Ki-moon alabó también la cooperación de ese país en las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU y su compromiso con el uso de las energías renovables. Nueva Zelanda tiene el objetivo de que para 2025 estas aporten el 95% de la energía que necessita.

El titular de la ONU abordó la situación en Iraq y la amenaza que representa en estos momentos el grupo extremista Estado Islámico, y subrayó que combatir sus actividades terroristas y las de otros radicales, como Boko Haram Nigeria, sólo es posible mediante la solidaridad y la coordinación internacional.

“Vivimos en una era de inestabilidad y de convulsión. Necesitamos un apoyo firme y coordinación, la solidaridad de todos los Estados miembros de Naciones Unidas”, señaló Ban,

Enfatizó que ninguna nación u organización por si sola puede hacer frente al terrorismo internacional y urgió a los Estados a proteger a los civiles de las acciones de esos grupos.

Respecto a Ucrania, aludió a la esperanza que generó el encuentro de los más altos dignatarios de ese país y de Rusia en Minsk el 26 de agosto, y consideró lamentable que pocos días después de esa reunión la situación se deteriorase más.

“Lo que es importante en estos momentos es que las partes tengan claro que no hay una solución militar. Que debe haber una diálogo para una solución política. Es la vía más sostenible”, afirmó Ban.

Ban llegó a Nueva Zelanda después de participar en Samoa en la Tercera Conferencia Internacional de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (SIDS), donde pidió el apoyo de la comunidad internacional a esas naciones para combatir el cambio climático y perseguir un desarrollo sostenible.

Los más de cincuenta Estados y territorios que conforman este grupo se caracterizan por su pequeño tamaño, la lejanía, la falta de recursos y la vulnerabilidad al cambio climático y a los desastres naturales.

Noticias relacionadas