Oficina de la ONU condena la violencia mortal en cárceles brasileñas

Foto; ONU/Martine Perret

Share

29 de agosto, 2014 — La Oficina para América del Sur del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos condenó hoy la violencia ocurrida esta semana en varias prisiones brasileñas.

Según informe oficiales, en la penitenciaría de Cascavel, en el estado de Paraná, al menos cinco presos murieron durante un motín: dos de las víctimas fueron decapitadas y otras dos fueron arrojadas desde el techo de la prisión. En Minas Gerais, dos disturbios terminaron con otro preso muerto y decenas de heridos.

Las autoridades también revelaron que otro hombre fue asesinado en el complejo penitenciario de Piedras, en el estado de Maranhão.
En un comunicado, el responsable de esa oficina, Amerigo Incalcaterra, solicitó a las autoridades una investigación pronta, imparcial y efectiva de los hechos y que los responsables sean llevados ante la justicia.

"Estamos consternados por el nivel de violencia visto recientemente en las cárceles brasileñas. Lamentablemente estos incidentes ocurren con frecuencia en numerosos centros de detención en todo el país ", señaló.

Incalcaterra subrayó que no es aceptable que en Brasil, la violencia y las muertes dentro de las prisiones sean percibidas como algo normal y cotidiano.

Noticias relacionadas