La ONU rinde tributo a los tripulantes de un helicóptero derribado en Sudán del Sur

Protección de desplazados en Sudán del Sur Foto: ONU/saac Billy

Share

29 de agosto, 2014 — Los restos mortales de los tripulantes rusos fallecidos en el ataque a un helicóptero de Naciones Unidas en Sudán del Sur llegaron este viernes a Rusia.

Antes de la partida, se celebró una ceremonia en su memoria en el aeropuerto de la Misión de la ONU en Sudán del Sur (UNMISS) ubicado en Juba.

El jefe en funciones de esa Misión, Toby Lanzer, ofreció sus condolencias a los familiares, amigos y colegas de los fallecidos.

“Quiero asegurar a todos aquí que estamos comprometidos a indagar las exactas circunstancias que causaron este trágico incidente. Nuestros equipos han empezado las investigaciones preliminares y seguiremos trabajando para certificar que los detalles de este evento horrible sean llevados a la luz lo antes posible”, afirmó Lanzer.

Los expertos están analizando la caja negra de la aeronave, las grabaciones de voz y los datos del panel de control.

El helicóptero fue derribado el pasado 26 de agosto cerca de la localidad de Bentiu, en el estado de Unity, cuando realizaba un vuelo de carga.

Lanzer señaló que tanto fuerzas gubernamentales como de oposición han sido vistas con anterioridad en la zona del siniestro y confió en que la investigación permita determinar quien perpetró ese ataque.

Uno de los tripulantes sobrevivió al siniestro y está recibiendo tratamiento médico.

Es la segunda vez que un helicóptero de la ONU es atacado en Sudán del Sur. El primero fue derribado en 2012 cerca del estado de Jonglei.

Noticias relacionadas