Cascos azules detenidos en los Altos del Golán por un grupo armado

Puesto de observación de la UNDOF en los Altos del Golán Foto de archivo: Gernot Maier

Share

28 de agosto, 2014 — Un grupo de 43 cascos azules de la Fuerza de la ONU en los Altos del Golán (UNDOF) fueron detenidos este jueves por efectivos de un grupo armado en las proximidades de la localidad de Al Qunaytirah, en la zona desmilitarizada entre Israel y Siria.

Otro contingente de 81 efectivos de la UNDOF está también inmovilizado en sus posiciones en esa misma zona, informó este jueves la Oficina del Portavoz de la ONU.

Naciones Unidas está realizando todos los esfuerzos posibles para lograr la puesta en libertad de los cascos azules detenidos y restaurar también la libertad de movimientos de la UNDOF en su área de operaciones.

Esos incidentes ocurren en un momento en que se han intensificado los enfrentamientos entre grupos armados y tropas sirias dentro de la zona de separación en los Altos del Golán.

La Fuerza de la ONU que monitorea desde 1974 los Altos del Golán, después de la retirada acordada de los ejércitos de Israel y de Siria, cuenta con 1.223 soldados procedentes de seis países.

En junio pasado, el Consejo de Seguridad de la ONU decidió prorrogar el mandato de la UNDOF otros seis meses, hasta el 31 de diciembre próximo.

En marzo y mayo del pasado año se produjeron también detenciones de cascos azules sirviendo con la UNDOF, y fueron liberados posteriormente sin haber sufrido daños.

El Secretario General de la ONU condenó de forma enérgica la detención de cascos azules de la UNDOF y pidió su inmediata puesta en libertad. También pidió a todas las partes que respeten la libertad de movimientos de esa Fuerza de la ONU así como su seguridad.

Además, pidió el levantamiento inmediato de las restricciones que grupos armados de la oposición siria están imponiendo a más soldados de esa fuerza en otras localidades de la zona de separación entre Siria e Israel.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU condenó también con firmeza la detención e inmovilización de los cascos azules y exigió su incondicional e inmediata puesta en libertad.

Los quince miembros de ese órgano decisorio llamaron además a los países con influencia a que insten a los elementos armados de la oposición que combaten en el área de operaciones de la Fuerza de la ONU a liberar a los cascos azules.

También subrayaron que no debe haber fuerzas militares en la zona de separación más que las de UNDOF y condenaron el uso creciente por parte de la oposición siria de artefactos explosivos improvisados en esa área en que operan las fuerzas de la ONU.


Noticias relacionadas