ACNUR está asistiendo en Siria a numerosos Yazidis que huyen de Iraq

Asistencia a desplazados Yazidis en el campamento de Newroz, en Siria Foto: ACNUR

Share

14 de agosto, 2014 — La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) informó este jueves que ha comenzado a alojar en un campamento en Siria a miles de refugiados que llegan de Iraq huyendo de la violencia, muchos de ellos de la comunidad Yazidi.

Se calcula que unas 15.000 personas de esa minoría han buscado protección en suelo sirio y son asistidos por ACNUR y otras organizaciones. Otros miles de desplazados se han refugiado en la provincia kurda de Dahuk después de transitar también por Siria.

Los desplazados llegan en condiciones físicas muy precarias, sedientos, hambrientos y en algunos casos con heridas. Esa agencia de la ONU está enviando tiendas de campaña, mantas y artículos para la higiene personal al campamento de Newroz y se propone incrementar el aprovisionamiento por vía aérea en próximos días.

ACNUR está transportando también a recién llegados a la frontera siria hasta el campamento, que está a 60 kilómetros de distancia.
Además de los miles de alojados en esa instalación, hay centenares de desplazados más en zonas y localidades sirias próximas.

Numerosas familias iraquíes han quedado separadas a causa de los desplazamientos forzados entre el monte Sinjar, Siria y Kurdistán, y muchos menores han quedado sin la protección de sus padres, que han perdido la vida o desaparecido en medio del caos.

Eliana Nabaa, portavoz de la Misión de Asistencia de la ONU en Iraq, explicó a Radio ONU lo difícil que es asistir a personas en continua huida.

“Hay una gran dificultad por la fluidez de la situación. Existe un sistema de seguimiento de los desplazados, pero la gente se mueve de un sitio a otro y a veces a un tercer y cuarto lugar. Es lo que llamamos desplazamiento múltiple, lo que hace muy difícil el seguimiento”, señaló Nabaa

ACNUR, que está coordinando la asistencia a miles de Yazidis que se refugian en Siria, explicó que las comunidades en ese país los están acogiendo bien, ofreciendoles transporte, comida caliente, albergue ropa ante las enormes carencias de esas personas.

La ONU ha declarado la crisis humanitaria en Iraq de “nivel 3 de emergencia”, que es el máximo para una crisis de este tipo. Esa calificación se está aplicando también en los casos de Siria, Sudán del Sur y la República Centroafricana.

Esa medida facilita la movilización de recursos adicionales para asegurar una respuesta más efectiva y rápida a las necesidades de los desplazados forzosos.


Noticias relacionadas