Šimonovic: el precio que pagan todos los ucranianos por el conflicto es demasiado alto

El subsecretario general de la ONU para los derchos humanos, Ivan Simonovic Foto archivo: UN Photo/Rick Bajornas

Share

08 de agosto, 2014 — El subsecretario general de la ONU para los derechos humanos, Ivan Šimonovic, informó hoy al Consejo de Seguridad de las numerosas y graves violaciones de los derechos humanos que se cometen en Ucrania y subrayó la necesidad de hallar una solución pacífica al conflicto actual.

“El precio que están pagando todos los ucranianos por este conflicto es demasiado alto. Los ucranianos y los ucranianos rusos en el este están perdiendo sus vidas, pero todo el país está pagando el precio de esta crisis como consecuencia del deterioro de los servicios sociales”, manifestó Šimonovic y agregó que al menos 50 personas mueren o resultan heridas a diario.

Precisó que, desde abril, 924 han sido secuestradas por grupos armados, incluidos políticos, periodistas y personas con el VIH, que se han utilizado para exigir la liberación de milicianos presos, para trabajos forzosos o para luchar en el frente.Se desconoce el paradero de la mitad de ellos.

La Misión de Observación de la ONU de los derechos humanos y la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que entre mediados de abril y el 7 de agosto al menos 1.500 personas han perdido la vida a causa de los enfrentamientos en el este de Ucrania, incluidos civiles y combatientes y unas 4.400 han resultado heridas.

Šimonovic afirmó también que los derechos de libertad de expresión, de asociación y de reunión, de movimiento y de tipo religioso, han resultado fuertemente afectados por el actual conflicto y aludió también al incremento en los mensajes de odio que se difunden, sobre todo en las redes sociales.

“Es imperativo que se asista a las partes en este conflicto a hallar una salida para esta crisis terrible y potencialmente más explosiva aún”, afirmó y señaló que las consecuencias políticas y económicas de este conflicto van más allá de las fronteras ucranianas, como revela el derribo del avión de la aerolínea malasia el pasado 17 de julio.

El subsecretario de la ONU para los derechos humanos destacó también la necesidad de una investigación amplia, independiente e imparcial del derribo del avión malasio en Ucrania, que causó la muerte de las 298 personas que iban a bordo.

El Secretario General de la ONU expresó este viernes profunda preocupación por el deterioro de la situación humanitaria en áreas del este de Ucrania y por el creciente número de personas que se ven obligadas a abandonar sus hogares a causa de los enfrentamientos.

En un comunicado, resaltó que la ONU se ha movilizado con rapidez para asistir en los esfuerzos del gobierno para responder de forma efectiva a las necesidades que surgen y aseguró que la Organización mundial está lista para incrementar el apoyo a esos labores de socorro a medida que sea requerido.

“El Secretario General continuará siguiendo activamente y muy de cerca la situación”, señala el comunicado y agrega que si se deteriora más la situación humanitaria o si los esfuerzos gubernamentales no son suficientes para atender las necesidades, “la ONU está dispuesta a considerar medidas adicionales de apoyo”.

“Hasta este momento, la situación está siendo gestionada de forma apropiada por el gobierno de Ucrania, en coordinación con aliados internacionales”, expresa el comunicado.

El Titular de la ONU pidió a todas las partes que redoblen los esfuerzos para lograr una solución política pacífica y duradera al conflicto en el este de Ucrania y añadió que esta “es la manera más efectiva para salvar vidas y evitar una crisis humanitaria”.


Noticias relacionadas