La ONU resalta que la determinación de las Abuelas de Plaza de Mayo es una inspiración para el mundo

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay Foto: ONU/Paulo Filgueiras

Share

08 de agosto, 2014 — La Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos expresó este viernes gran satisfacción por la noticia del hallazgo del nieto de Estela de Carlotto, presidenta de la organización Abuelas de Plaza de Mayo, después de casi cuatro décadas de búsqueda.

El nieto de Carlotto, “Guido”, es el 114 en ser identificado, entre un grupo de 500 niños desaparecidos durante la dictadura argentina de 1976 a 1983, explicó la portavoz de esa Oficina de Naciones Unidas, Ravina Shamdasani, durante una conferencia de prensa en Ginebra.

Guido nació en 1978 durante la detención clandestina de su madre por los militares. Ésta fue asesinada dos meses después del parto. También mataron al padre de Guido después de ser detenido ilegalmente, precisó Shamdasani.

“El coraje, la perseverancia y la determinación que las abuelas de niños desaparecidos en Argentina han demostrado en las última tres décadas continúa inspirando a los defensores de derechos humanos en todo el mundo”, destacó la vocera.

Subrayó que tanto las Abuelas de Plaza de Mayo como otras asociaciones de la región han hecho una gran contribución al sistema de derechos humanos de Naciones Unidas y han avanzado la aplicación de métodos científicos para resolver disputas de esa índole.

La Oficina de derechos humanos remarcó que las desapariciones forzosas son una violación de las garantías básicas que se repite diariamente para las familias de los desaparecidos.

Llamó a las autoridades en todas partes del mundo a redoblar sus esfuerzos para descubrir el paradero de esas personas y asegurarse que el derecho a la justicia y la reparación se cumplen.

Noticias relacionadas