El Consejo de Seguridad de la ONU abordó la situación humanitaria en Ucrania

El Consejo de Seguridad de la ONU Foto archivo: ONU/Paulo Filgueiras

Share

05 de agosto, 2014 — Atendiendo una petición de la Federación Rusa, el Consejo de Seguridad de la ONU celebró este martes una sesión de urgencia sobre la situación humanitaria en Ucrania, donde se calcula que unos 3,9 millones de personas habitan en áreas afectadas directamente por la violencia.

El director de operaciones de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), John Ging, explicó a los miembros de ese órgano el creciente deterioro de la situación en el este y sur de Ucrania y los graves efectos que los enfrentamientos entre el ejército y grupos rebeldes están teniendo en la infraestructura y servicios vitales para la población.

Ging explicó que, a medida que se intensifica el conflicto, aumenta el número de víctimas. Datos de la OCHA y de la OMS reflejan que al menos 1.367 personas, entre civiles y combatientes, han perdido la vida y unos 4.087 han resultado heridas en el este del país desde mediados de abril.

También ha subido de manera significativa el número de desplazados y alrededor de un millar de personas diarias huyen de las zonas en que se combate. Más de 168.000 personas se han trasladado a Rusia desde comienzos de año y unas 60.000 han solicitado el estatus de refugiado.

Las agencias humanitarias de la ONU están trabajando con otras organizaciones y las autoridades locales y nacionales para afrontar las necesidades más urgentes, incluidas las alimentarias y de salud. Ging pidió a las partes que permitan el suministro seguro de ayuda a la población más necesitada.

“La situación humanitaria se deteriora y el preocupante incremento de la violencia en áreas urbanas pone a un numero elevado de personas en riesgo. Hasta que termina la violencia, seguiremos viendo que aumenta la cifra de muertos y un mayor deterioro en la situación humanitaria”, concluyó el director de operaciones de OCHA.

El representante de la Federación Rusa, Vitaly Churkin, manifestó por su parte que, a causa de los bombardeos del ejército ucraniano, siguen cayendo proyectiles en suelo ruso. Aludió en su intervención a la grave situación humanitaria en Luhansk, entre otros lugares del este del país, donde los residentes carecen de electricidad y de agua potable a causa de los daños en la infrestructura.

También señaló que Rusia está lista para atender las necesidades humanitarias de los ucranianos que buscan refugio en Rusia y agregó que no necesitan para ello ayuda exterior.

Además, mencionó la grave situación sanitaria en el este de Ucrania, donde aseguró que la mayoría de doctores han sido evacuados y agregó que las autoridades de Kiev no han atendido las reiteradas peticiones rusas de establecer corredores seguros que permitan evacuar a los sectores de población más vulnerable de las área en que se combate.

“Rusia hace un llamamiento a la comunidad internacional a que tome medidas de emergencia para mejorar la situación humanitaria en el este de Ucrania”, recalcó Churkin, y añadió que Rusia está lista para enviar convoyes con ayuda a esa zona del pais.

El representante de la delegación de Ucrania, que también fue invitado a participar en el debate, aseguró que “no hay una crisis humanitaria” en su país, como señala Rusia, aunque reconoció que la situación en las regiones de Luhansk y Donetsk es grave.

“Dificultades humanitarias significativas existen sólo en aquellas ciudades que están por el momento bajo el control de grupos terroristas apoyados por Rusia”, manifestó y señaló que la reconstrucción en aquellos lugares más afectados por los combates es una prioridad del gobierno ucraniano

Acusó a a Rusia de seguir desestabilizando la situación en el este de Ucrania, apoyando a grupos terroristas, y señaló que es responsable de la grave situación humanitaria en Donetsk y Luhansk.

“Todos los problemas humanitarios se eliminarán tan pronto como Rusia deje de apoyar a terroristas y a grupos armados ilegales en el este de Ucrania”, añadió el representante de ese país.

Además de Rusia, también hicieron uso de la palabra los restantes miemnbros del Consejo de Seguridad.



Noticias relacionadas