ONU alerta de rápida evolución de un desastre médico en Gaza

Niña palestina en Gaza. Foto: UNICEF-Eyad El Baba

Share

03 de agosto, 2014 — Naciones Unidas alertó este fin de semana de un desastre de salud de enormes proporciones que evoluciona rápidamente en la Franja de Gaza a causa del actual conflicto.

Varias agencias de la ONU, entre ellas la OMS, OCHA y UNRWA, expresaron gran preocupación por la protección del personal y las instalaciones médicas, así como el deterioro del acceso a servicios de emergencia para casi 2 millones de palestinos en esa zona.

Advirtieron que las clínicas en Gaza están al borde del colapso tras más de tres semanas de intensos ataques. Una tercera parte de los hospitales, 14 centros de atención médica básica y 29 ambulancias de la Media Luna Roja y del Ministerio de Salud, fueron dañadas durante los bombardeos.

Además, al menos cinco miembros del personal médico han muerto en servicio y una decena han resultado heridos. También el 40% del personal de salud no puede llegar a sus lugares de trabajo debido a la violencia generalizada y por lo menos la mitad de todas las clínicas públicas están cerradas.

Las agencias informaron que en las últimas 24 horas el personal de los hospitales en Najjar y Rafah ha recibido llamadas anónimas alertándolos de ataques inminentes, causando mayor pánico y caos entre pacientes y empleados. El hospital de Najjar fue evacuado y permanece cerrado debido a los enfrentamientos en sus inmediaciones.

Los hospitales y clínicas que aún funcionan están desbordados. Desde el 7 de julio más de 8000 personas resultaron heridas. Los suministros de medicamentos y materiales desechables están casi agotados y los hospitales dependen de generadores no fiables porque la planta de energía eléctrica fue destruida.

El coordinador de la Oficina de Asuntos Humanitarios (OCHA) en los territorios palestinos ocupados, James Rawley urgió a detener los enfrentamientos inmediatamente y enfatizó que las leyes internacionales establecen obligaciones claras a las partes en conflicto de respetar los hospitales y el personal médico, así como el derecho humano fundamental a la salud.

Noticias relacionadas