Navi Pillay condena los continuos ataques a civiles en Gaza

Siniestro en una planta de distribución de electricidad en Gaza alcanzada por fuego israelí Foto: ONU/Shareef Sarhan

Share

31 de julio, 2014 — La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos condenó hoy con firmeza el reciente ataque a una escuela de la ONU en Gaza por parte de fuerzas israelíes que albergaba a palestinos que huían de la violencia, así como contra hospitales, lugares de culto e infraestructura vital.

Navi Pillay destacó en un comunicado que los disparos de artillería y los bombardeos contra escuelas administradas por Naciones Unidas, que han provocado la muerte y lesiones a mujeres y niños aterrados y a hombres civiles que buscaban protección “son actos horribles que podría posible equivaler a crímenes de guerra”.

“Si los civiles no pueden refugiarse en las escuelas de la ONU, ¿dónde pueden estar seguros?. Dejan sus casas en busca de protección y son objeto de ataques en los lugares a los que han huido, Es una situación grotesca”, manifestó Pillay.

Resaltó que, de acuerdo al derecho humanitario, el personal que realiza este tipo de labores y los medios que se usan en operaciones de socorro, incluido en este caso las escuelas de la UNRWA que se utilizan como refugio, deben ser respetadas y protegidas.

Pillay añadió que las cifras de víctimas y de heridos no reflejan por completo la tragedia que ocurre en Gaza y condenó los ataques que sufren también hospitales saturados de pacientes.

Agregó que la comunidad internacional “tiene la responsabilidad colectiva de poner fin a este clima de impunidad”.


Noticias relacionadas