La OCHA y la UNRWA informan al Consejo de Seguridad de la grave situación humanitaria en Gaza

Destrozos causados por bombardeos israelíes en Gaza Foto: UNRWA

Share

31 de julio, 2014 — La coordinadora de la Oficina de la ONU para Asuntos Humanitarios (OCHA) Valerie Amos, informó hoy al Consejo de Seguridad de la grave situación humanitaria en la Franja de Gaza, donde unos 440.000 palestinos han tenido que abandonar sus hogares a causa de la ofensiva militar israelí iniciada el 8 de julio.

En una sesión de urgencia, Amos aludió a los efectos que el bloqueo por tierra, mar y aire tiene para la economía, el empleo y la vida diaria de los residentes en ese territorio palestino ocupado, donde más del 80% de la población de 1,8 millones de habitantes dependía de la ayuda humanitaria antes de comenzar este periodo de hostilidades.

El conflicto actual ha causado la muerte de más de 1.300 palestinos, incluidos 251 menores y unos 6.000 heridos. El 80% de las victimas son civiles. También han perdido la vida 56 soldados israelíes y 3 civiles.

"Es necesario que pare la violencia y que se afronten las causas de raíz de este conflicto. La gente de Gaza quiere vivir segura y con dignidad y los habitantes en Israel quieren lo mismo. Espero que la comunidad internacional les ayude a conseguirlo”, señaló Amos.

En la misma sesión, el comisionado de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Pierre Krahenbuhl, explicó más detalles de la trágica situación en Gaza, donde se encuentra en estos momentos y de las consecuencias para la población.

Explicó que ha tenido ocasión de constatar “el catastrófico coste humano de esta guerra” en su visita al principal hospital de Gaza y también las precarias condiciones de los refugiados en centros de la UNRWA, que acogen ya a más de 220.000 personas.

“Hablando con muchos habitantes de Gaza he escuchado lo mismo una y otra vez: si no estamos seguros en escuelas de la UNRWA, no lo estamos en ningún sitio en Gaza”, explicó Krahenbuhl y aludió también al sentimiento imperante de falta de protección por parte de la comunidad internacional.

Noticias relacionadas