La ONU condena de forma enérgica el ataque a otra escuela en Gaza

Familias palestinas buscan refugio en una escuela de la UNRWA en Gaza Foto. UNRWA

Share

30 de julio, 2014 — El Secretario General de la ONU condenó hoy en los términos más enérgicos posibles el último ataque a una escuela gestionada por las Naciones Unidas en Gaza, en el que perdieron la vida al menos 16 civiles, incluidos algunos niños, y más de un centenar de personas resultaron heridas.

Ban Ki-.moon manifestó que ese ataque es inadmisible, injustificable y exige que se rindan cuentas y se haga justicia.

“Esta mañana, otra escuela de la ONU que albergaba miles de familias palestinas sufrió un ataque reprobable. Toda la evidencia disponible apunta a la artillería israelí como la causa”, manifestó Ban y subrayó que “nada es más vergonzoso que atacar a niños durmiendo”.

El titular de la ONU recordó que casi 1.300 personas han perdido la vida como consecuencia de la escala de violencia en Gaza y cerca de 6.000 han resultado heridas.

Además, miles de familias han buscado refugio en instalaciones de la ONU, incluida la escuela primaria para niñas de Jabalia atacada este miércoles.

“Reitero mi llamamiento a Israel y a todas las partes a hacer mucho más para garantizar la seguridad de estos centros de la ONU y de las mujeres, los niños y las familias que buscan protección en ellos”, declaró Ban a su llegada a Costa Rica, donde se encuentra de visita oficial.

Además, pidió a las partes que pongan fin a los enfrentamientos y acuerden un alto el fuego inmediato e incondicional. También, que regresen a la mesa de diálogo y aborden las causas de raíz de esta crisis.

Por su parte, la coordinadora de la ONU para Asuntos Humanitarios (OCHA), Valerie Amos, expresó también gran alarma por la violencia en Gaza después del breve alto el fuego humanitario reciente y manifestó que el ataque a esta escuela constituye una grave violación de las leyes internacionales.

También indicó en un comunicado que la sede de la OCHA en Gaza fue atacada cinco veces en la madrugada del martes.

Por su parte, la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) condenó enérgicamente este último el incidente y enfatizó que el bombardeo a otra de sus escuelas ocurrió en horas de la noche.

“Niños fueron asesinados mientras dormían. Eso es una afrenta para todos nosotros, una vergüenza universal. Hoy el mundo se encuentra en desgracia”, declaró el comisionado de esa Agencia, Pierre Krähenbühl.

La Agencia también apuntó que la exacta ubicación de esa escuela, así como el hecho de que albergaba a refugiados, fue notificada en 17 ocasiones a las fuerzas israelíes. La última de esas comunicaciones se envió porcas horas antes del fatal ataque.









Noticias relacionadas