El Consejo de Seguridad exhorta a cooperar con la investigación del siniestro del avión malasio

El Consejo de Seguridad de la ONU Foto archivo: ONU/ Mark Garten

Share

21 de julio, 2014 — El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó hoy por unanimidad una resolución en la que condena en los términos más enérgicos el derribo del avión malasio en Ucrania, en el que murieron 298 pasajeros, y exhorta a todos los Estados y a los agentes de la región a cooperar plenamente con la investigación internacional del incidente.

Ese órgano también exige a los grupos armados que controlan el lugar del accidente y alrededores que se abstengan de tomar medidas que puedan poner en peligro la integridad del área, y de destruir, desplazar o alterar los restos de la aeronave, las pertenencias personales o restos humanos.

Además, exige inmediato acceso seguro, pleno y sin restricciones al lugar del accidente y a la zona circundante para las autoridades investigadoras pertinentes.

Los quince miembros del Consejo expresaron su apoyo “a los esfuerzos encaminados a establecer una investigación internacional, plena, exhaustiva e independiente” de este incidente, ocurrido el pasado 17de julio, y reconoce la labor que realiza en ese sentido Ucrania, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y otros expertos y organizaciones.

Además, exige que los responsables de este incidente rindan cuentas y que todos los Estados cooperen en los esfuerzos encaminados a que eso suceda.

Ese órgano exhorta a todas las partes a garantizar que el tratamiento y la recuperación de los cadáveres se haga de manera respetuosa, digna y profesional y reiteró sus condolencias a las familias de las víctimas y a los pueblos y países de origen de los fallecidos.

En la sesión abierta del Consejo dedicada a este asunto participaron los ministros de Exteriores de Australia, Luxemburgo y Holanda.

La ministra australiana, Julie Bishop, exigió acceso pleno y seguro al lugar donde se hallan los restos del avión de Malaysia Airlines y manifestó que las 298 víctimas y sus familias merecen que se haga justicia.

“Nuestra resolución pide una investigación internacional plena, exhaustiva e independiente. Debemos encontrar respuestas. Es necesario que se haga justicia”, manifestó la canciller.

El ministro de Exteriores holandés, Frans Timmermans, pidió a la comunidad internacional su cooperación para que los restos de las víctimas puedan ser repatriados a sus países tan pronto como sea posible. Condenó los actos de saqueo en el lugar del siniestro.

“En los últimos días hemos recibido información muy preocupante sobre saqueos a las víctimas del siniestro. El dolor de perder a tu marido y que más tarde un ladrón le robe la alianza de casados tiene que ser insoportable”, lamentó.

El avión derribado había partido de Amsterdam (Holanda), y se dirigía a Melbourne (Australia). También intervino en la sesión el titular de Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn.

El embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, indicó que la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) debería liderar la investigación.

El representante de Ucrania, Yuriy Sergeyev, afirmó por su parte que Rusia está proporcionando arsenal a los separatistas pro rusos.



Noticias relacionadas