Se fijan límites de plomo en la comida infantil y de arsénico en el arroz

Foto: FAO/Jean Di Marino

Share

17 de julio, 2014 — La Comisión del Codex Alimentario fijó un nuevo límite a la cantidad de plomo aceptable en la leche para bebés y de arsénico en el arroz. La Comisión señaló que los bebés y niños pequeños son particularmente vulnerables a los efectos tóxicos del plomo y pueden sufrir daños permanentes que afecten el desarrollo de su cerebro y sistema nervioso.

Angelika Tritscher, oficial del Departamento de Seguridad de los Alimentos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), destacó la importancia de la nueva disposición.

“El plomo es un problema global. Está presente en alimentos crudos como la leche. Limitar la cantidad significa que los productores deben ser muy cuidadosos con los alimentos crudos que utilicen y hacer pruebas para conseguir la mejor calidad posible”, dijo.

Por otra parte, el arsénico, un contaminante presente a menudo en el arroz puede causar cáncer y lesiones en la piel, además de que se le asocia con efectos nocivos en el desarrollo, enfermedades cardiacas, diabetes y daños al cerebro y sistema nervioso cuando hay una exposición prolongada.

El Codex Alimentario es el órgano de la ONU encargado de establecer los estándares internacionales para proteger la salud de los consumidores y la calidad de los alimentos. Está integrado por expertos de la FAO y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Noticias relacionadas