Navi Pillay alerta sobre los programas gubernamentales de vigilancia masiva

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay Foto:UN Photo/Jean-Marc Ferré

Share

16 de julio, 2014 — La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, alertó este miércoles sobre la falta de transparencia de las prácticas de vigilancia masiva de los gobiernos a los ciudadanos sin que estos hayan dado su consentimiento.

En rueda de prensa desde Ginebra, Pillay afirmó que estas prácticas son muy preocupantes e incluyen la coacción a empresas privadas para que faciliten información sobre los consumidores.

La Alta Comisionada dio a conocer un informe elaborado por su Oficina que subraya la importancia de establecer mecanismos para prevenir que los Estados vulneren el derecho a la privacidad de las personas.

El estudio “El derecho a la intimidad en la era digital” alerta sobre el hecho de que este tipo de programas no son una medida excepcional sino un hábito frecuente y peligroso.

“Los programas de vigilancia pueden derivar en acciones dañinas e incluso letales. En algunos Estados, las personas que son consideradas disidentes son investigadas y sus comunicaciones digitales son interceptadas, en algunos casos, son víctimas de tortura”, afirmó Pillay.

Señaló que los Estados tienen la obligación de respetar el derecho a la intimidad de los ciudadanos y otras garantías fundamentales como la libertad de expresión y el derecho de reunión.

Noticias relacionadas