Medio centenar de instalaciones de la UNRWA dañadas por los bombardeos israelíes.

Familias palestinas buscan refugio en centros de UNRWA Foto.ONU/shareef sarhan

Share

15 de julio, 2014 — La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) informó hoy que más de medio millar de viviendas han quedado destruidas en Gaza a causa de los bombardeos israelíes y 47 instalaciones suyas han resultado dañadas.

Unos 17.000 residentes en el norte de Gaza han abandonado sus hogares y se han refugiado en 20 centros escolares gestionados por esta agencia de la ONU, que ha declarado situación de emergencia en todo ese territorio palestino ocupado.

La UNRWA explicó que residentes en el norte de Gaza seguían recibiendo mensajes de las Fuerzas de Defensa Israelíes (IDF) pidiendo a la gente que abandonara la zona y resaltó que son momentos de gran incertidumbre y sufrimiento para la población palestina.

Esta agencia calcula que hasta 50.000 personas podrían acudir a sus instalaciones en busca de refugio si se produce una invasión israelí. Por el momento ha distribuido alimentos entre unas 16.000 personas y también ha suministrado más de 40.000 litros de diesel para asegurar la continuidad del servicio en centros médicos y en plantas de tratamiento de agua.

Sami Mshasha, portavoz de UNRWA explicó desde Jerusalén, vía telefónica, más detalles de la precaria situación en Gaza.

“La gente se refugia en instalaciones de UNRWA porque están identificadas como edificios de la ONU y se sienten algo más seguros allí. Pero, según la experiencia de 2008, algunos de esos edificios fueron objetivos y algunos de los acogidos allí resultaron heridos. Reiteramos a los israelíes que tienen que respetar que esos locales son de la ONU y tienen sus coordenadas. La UNRWA mantiene un alto nivel de neutralidad y se asegura de que la gente dentro de ellos sean civiles que necesitan refugio”, señaló el portavoz.

La UNRWA calcula que más de 174 palestinos han perdido la vida y más de 1.100 han resultado heridos en esta última ofensiva militar israelí.

El Comité Internacional de la Cruz Roja informó por su parte que los bombardeos israelíes están destrozando la infraestructura de suministro de agua en Gaza y que cientos de miles de residentes están sin abastecimiento. También escasea la electricidad..

La compañía suministradora de agua ha suspendido todos los trabajos sobre el terreno a causa de la inseguridad y de la muerte reciente de varios técnicos municipales, por lo que la falta de abastecimiento podría agravarse en próximos días.

Noticias relacionadas