Siria: el Consejo de Seguridad adoptó una resolución para impulsar los envíos humanitarios

El Consejo de Seguridad de la ONU Foto archivo: ONU/ Mark Garten

Share

14 de julio, 2014 — El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó hoy de forma unánime una resolución mediante la que autoriza a las agencias de la ONU y a sus socios a utilizar rutas en zonas de combate en Siria y pasos fronterizos para proveer ayuda humanitaria a la población más necesitada. El Secretario General de Naciones Unidas acogió con beneplácito este acuerdo.

Más de 150.000 personas se calcula que han muerto en ese conflicto y entre ellos 10.000 niños.

Señaló que las partes involucradas en esa guerra y en particular las autoridades sirias deben respetar la legislación internacional humanitaria y de derechos humanos, y tienen que permitir el acceso de las agencias.

El Consejo decidió también establecer un mecanismo de vigilancia, bajo la autoridad del Secretario General de la ONU, que supervisará la naturaleza humanitaria de los envíos que entren en Siria desde los países vecinos.

Ese mecanismo revisará el contenido de todos los envíos de socorro en las instalaciones de la ONU y la apertura posterior por las autoridades aduaneras de los países vecinos para su entrada en Siria. Entre el material humanitario se incluyen los suministros médicos y quirúrgicos.

El Consejo de Seguridad fijó un plazo de 180 días para revisar las rutas y el mecanismo de control.

Asimismo indicó que un acuerdo de cese el fuego coherente con la legislación internacional podría facilitar el acceso de la ayuda humanitaria y salvar muchas vidas de civiles.

En ese sentido, urgió a establecer días sin enfrentamientos y treguas puntuales para permitir el desplazamiento seguro de los vehículos de las agencias.

Además recordó que sitiar a la población e impedire el acceso a alimentos como táctica de guerra vulnera la legislación internacional humanitaria.

El Secretario General de la ONU acogió con beneplácito esta resolución e indicó que Naciones Unidas la implementará de inmediato para ayudar a los cerca de 11 millones de civiles que necesitan ayuda humanitaria.

Ban Ki-moon aplaudió especialmente que esta resolución haga referencia al material médico y quirúrgico ya que frecuentemente han sido sacados de los convoyes humanitarios, lo que representa una violación de las normas humanitarias.

Noticias relacionadas