La OMS pide fondos con urgencia para evitar que colapse la atención médica en Gaza

Servicios asistenciales de la UNRWA a familias palestinas Foto. UNRWA

Share

11 de julio, 2014 — La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha solicitado 40 millones de dólares con urgencia para que el Ministerio de Salud palestino pueda seguir prestando atención médica a la población en Gaza y otros 20 millones con el fin de remediar la falta de fondos en centros sanitarios de Jerusalén oriental.

Las operaciones militares israelíes sobre la Franja de Gaza han mermado aún más los recursos del sistema sanitario palestino y eso está repercutiendo en la salud y el bienestar de la población, señaló la OMS en un comunicado.

El Ministerio de Salud ha informado que no puede mantener una reserva adecuada de medicinas debido a la falta de fondos. La deuda con empresas farmacéuticas asciende a 253 millones de dólares y a esa cifra se suman otros 148 millones que debe pagar a centros médicos palestinos privados.

En Jerusalén oriental los hospitales y otros centros de atención afrontan una deuda de 57 millones de dólares por servicios impagados.

A la falta de fondos y de medicinas se unen los problemas de energía en Gaza. Según las autoridades palestinas sólo hay reservas de combustibles para compensar durante diez días los frecuentes cortes en el suministro de electricidad que afronta los hospitales.

“La respuesta y la preparación del sector sanitario está en un nivel muy bajo y estamos preocupados por el posible colapso de los servicios médicos”, recalcó el doctor Ala Alwan, director de la OMS en la región del Mediterráneo oriental.

Esta agencia de la ONU explicó además que la mitad de los empleados de salud públicos no han recibido sus salarios en los últimos meses y algunos ya no pueden acudir al trabajo.

Los hospitales están aplazando cirugías y pruebas médicas que no son cruciales para la supervivencia, incluso hasta el próximo año. En Cisjordania los servicios sanitarios también afrontan una escasez de fondos y de medicinas y materiales para la atención.

Los recientes ataques aéreos israelíes han afectado a un hospital, tres clinica y una planta desalinizadora en un campamento de refugiados, señaló la OMS.

La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) también ha expresado similares preocupaciones por la precaria situación del sistema sanitario palestino y se ha unido a la petición urgente de fondos a la comunidad internacional.


Noticias relacionadas