Relevantes avances en América Latina y el Caribe en los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Foto: ONU/ Kiba E Park

Share

07 de julio, 2014 — América Latina y el Caribe han logrado en la última década notables avances en la reducción de la pobreza, en acceso a la educación y al tratamiento con antirretrovirales y en la participación de la mujer en la política, entre otros campos, según el informe de la ONU sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) difundido este lunes.

También ha conseguido ya, antes del plazo de finales del 2015 establecido, algunos de esos objetivos, como el de rebajar a la mitad la pobreza extrema y la proporción de niños con nutrición insuficiente, y llegar a un acceso casi generalizado a agua potable.

América Latina y el Caribe ha alcanzado un nivel de equidad entre niños y niñas en educación primaria y es la única región en desarrollo donde las adolescentes superan a los chicos en el nivel secundario (con una relación de 107 a 100) y en el terciario (128 por cada 100).

También ha aumentado la participación de las mujeres en el mercado laboral y en 2012 ocupaban 44 de cada 100 empleos remunerados en sectores no agrícolas, lo que constituye la relación de paridad entre géneros más alta entre las regiones en desarrollo.

El informe 2014 de los ODM refleja además que la región tiene el mayor porcentaje de mujeres parlamentarias y se ha pasado del 15% en el año 2000 al 26% este año, una tasa que supera también a la de los países desarrollados.

También se destaca que algunos países en la región están elevando su compromiso para poner fin a la violencia contra las mujeres que participan en la política.

Se resalta igualmente que el Caribe ha logrado rebajar en más de un 50% las nuevas infecciones por VIH entre 2001 y 2012 y la región está muy cerca de alcanzar el acceso universal al tratamiento del VIH/SIDA.

En 2012, el 75% de las personas que vivían con VIH en la región recibieron terapia antirretroviral, lo que la sitúa a la cabeza entre las regiones en desarrollo.

Las infecciones nuevas de tuberculosis bajaron en un 52% entre 1990 y 2012, lo que la sitúa en vías de alcanzar el ODM de detener y comenzar a revertir la incidencia de esa enfermedad.

Además, está en camino de conseguir la meta de reducir a la mitad la proporción de personas que padecen hambre, aunque hay grandes disparidades entre las subregiones. También está muy cerca de conseguir el objetivo de reducir a la mitad la proporción de población sin acceso a servicios de saneamiento básicos.

La región ha reducido en un 65% entre 1990 y 2012 la tasa de mortalidad de niños menores de cinco años y la cobertura de atención prenatal en el Caribe es una de las más elevadas en todas las regiones en desarrollo.

No obstante, la tasa de natalidad entre adolescentes se mantuvo elevada, aunque ha bajado de 86 a 76 nacimientos por cada 1000 niñas en Amércia Latina y de 80 a 69 partos en el Caribe entre 1990 y 2011.





Noticias relacionadas