CITES advierte sobre comercio ilegal de especies amenazadas

La cacería furtiva de elefantes africanos amenaza la supervivencia de estos animales Foto: CITES

Share

04 de julio, 2014 — El comercio ilegal mundial de marfil, cuernos de rinoceronte y otras partes de animales en peligro de extinción continúa creciendo más por el ánimo de lucro y la ostentación que por su uso en la medicina tradicional, informó hoy la Convención Internacional sobre Comercio de Especies Amenazadas (CITES).

La secretaría de esa Convención de la ONU afirmó que el cambio en la demanda por razones de salud a la ostentación era preocupante, e hizo notar que algunos de los compradores estaban dispuestos a pagar hasta 10.000 dólares por cachorros de tigres para utilizarlos como mascotas.
Además del asesinato a gran escala de elefantes y rinocerontes, se observa el acaparamiento de marfil por individuos con fines especulativos, con la esperanza de que su valor aumentará en el futuro.

John Scanlon, Secretario General de la Convención, informó que estas tendencias se discutirán durante la reunión del Comité Permanente de la CITES que se celebrará en Ginebra del 7 al 11 de julio.

“Nos encontramos en una etapa crítica. La población de elefantes se ha reducido a medio millón a nivel mundial, apenas quedan 20.000 rinocerontes, unos 3.000 tigres y 10.000 guepardos en estado salvaje. Tenemos que hacer más acciones en el terreno con más rapidez, porque es ahí donde vamos a ganar o perder esta batalla, y no en un salón de conferencias”, dijo Scanlon.

La CITES es la reguladora mundial del comercio de especies protegidas y ha establecido el marco jurídico para combatir el comercio ilegal y para garantizar que el comercio autorizado sea legal, sostenible y trazable.

Noticias relacionadas