La crisis de combustible obliga a reducir las operaciones en hospitales de Gaza

Lineas de suministro eléctrico en Gaza Foto: Banco Mundial/Natalia Cieslik

Share

25 de junio, 2014 — La Oficina de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) informó hoy que la crisis de combustible en Gaza afecta a los hospitales públicos, que consumen alrededor de 8.000 litros diarios y solamente queda una reserva limitada.

Ante esta situación se ha anunciado que se reducirán las operaciones quirúrgicas y que los viajes de ambulancias se cortarán a la mitad.
Esta situación es resultado del bloqueo que Israel ha impuesto a ese territorio palestino ocupado desde 2008.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que busca medicamentos y materiales desechables para el tratamiento de enfermedades crónicas, pero que le tomará semanas antes de poder enviarlas a los hospitales de Gaza.

Entretanto, los relatores especiales de la ONU sobre la tortura y el derecho a la salud, urgieron este miércoles al parlamento israelí a no aprobar una enmienda a la Ley de Prisiones que, de aprobarse, autorizaría la alimentación forzada y el tratamiento médico de prisioneros palestinos que protagonizan una huelga de hambre.

Cientos de prisioneros palestinos realizan esa forma de protesta desde el 24 de abril, como rechazo a las llamadas detenciones administrativas que los mantienen en prisión sin que se le haya imputado cargos o se hayan realizado juicios.

Noticias relacionadas