Navi Pillay alarmada por las duras condenas a tres periodistas de la cadena Al Jazeera

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay Foto:UN Photo/Jean-Marc Ferré

Share

23 de junio, 2014 — La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, se mostró hoy “conmocionada y alarmada” por las condenas en Egipto de entre siete y diez años de prisión impuestas a tres periodistas de la cadena de televisión Al Jazeera y a otros once acusados que fueron juzgados y sentenciados en ausencia.

Navi Pillay señaló en un comunicado que los veredictos contra los trabajadores de Al Jazeera, junto con la reciente confirmación por otro tribunal de la pena de muerte a 183 miembros de la Hermandad Musulmana, son los últimos episodios de una serie de casos que han estado plagados de irregularidades y no han cumplido con el derecho internacional humanitario.

La Alta Comisionada de la ONU expresó alarma por la creciente represión y ataques físicos a trabajadores de medios de comunicación y también a activistas en ese país, así como por el papel que juega el sistema judicial en ese clima de adopción de medidas drásticas.

Manifestó además que los cargos contra los periodistas de AL Jazeera, entre los que se incluyen dañar la identidad nacional, difundir falsas informaciones y pertenecer a organizaciones terroristas, son demasiado amplios y vagos.

Recordó también que en ese país se han usado leyes antiterroristas igualmente para realizar juicios masivos y condenar a centenares de personas a la pena máxima.

Pillay señaló que esos juicios masivos y las condenas a muerte “son insultantes y una completa farsa de la justicia”.

El Secretario General de la ONU también expresó profunda preocupación por estas recientes decisiones judiciales en Egipto, en las que da la impresión de que los procedimientos no cumplen con los estándares básicos de un juicio justo.

En un comunicado divulgado por su portavoz se indica que Ban Ki-moon también tiene en cuenta que la constitucionalidad de la ley que regula las protestas va a ser revisada. Tanto Ban como Navi Pillay han mostrado su preocupación con anterioridad de que esa norma puede generar violaciones graves del derecho de libertad de reunión.


Noticias relacionadas