Asesores de la ONU subrayan que la protección de civiles en Iraq es una prioridad

El asesor especial del Secretario General sobre Prevención del Genocidio, Adama Dieng, Foto: ONU/Jean-Marc Ferré

Share

19 de junio, 2014 — El asesor especial del Secretario General de la ONU sobre Prevención del Genocidio, Adama Dieng, expresó profunda preocupación por el deterioro de la situación en Iraq y sus efectos en la población civil.

“Creo que la protección de los civiles debe ser el enfoque prioritario en cualquier estrategia para afrontar la situación actual por parte de los actores nacionales e internacionales”, manifestó Dieng en una declaración que también suscribe la asesora especial sobre Responsabilidad para Proteger, Jennifer Welsh.

Los asesores especiales de la ONU condenaron los ataques a civiles, incluidos los perpetrados por el grupo terrorista Estado Islámico de Iraq y de Levante (EIIL) y señalaron que constituyen violaciones del derecho internacional humanitario y en muchos casos son crímenes de guerra.

En un comunicado, estos expertos se mostraron especialmente preocupados por la situación de comunidades religiosas y de otros grupos minoritarios y noticias que aludían a mensajes que incitaban a destruir iglesias cristianas.

Dieng y Welsh consideraron crucial que el gobierno y los líderes iraquíes trabajen con la Misión de la ONU en Iraq, la UNAMI, y otras agencias para facilitar la ayuda humanitaria a los más necesitados.

También hicieron un llamamiento a las partes implicadas en este conflicto y a las autoridades iraquíes a abandonar las estrategias de confrontación y violencia, a impedir las represalias sectarias y a garantizar el respeto de la diversidad.

Además subrayaron que los Estados tienen la obligación de asegurar que las medidas antiterroristas que emplean cumplen con el derecho internacional y los derechos humanos, entre otras normas legales.



Noticias relacionadas