Iraq: la ONU preocupada por el recrudecimiento de la violencia

Iraquies desplazados por la violencia en Mosul Foto: ACNUR/ R.Nuri

Share

12 de junio, 2014 — El representante especial de la ONU para Iraq, Nikolay Mladenov, se reunió este jueves con el líder del Consejo de Representantes de ese país, Osama Nujeifi y le expresó su preocupación por los actos de violencia registrados en distintas partes del territorio iraquí recientemente.

Mladenov consideró que es la mayor amenaza de los últimos años a la seguridad en Iraq.

Durante la reunión Mladenov, que es además el jefe de la Misión de Asistencia de la ONU en ese país (UNAMI), reiteró el apoyo de Naciones Unidas al gobierno iraquí en sus esfuerzos contra las organizaciones terroristas.

Mladenov informó este jueves al Consejo de Seguridad, en una sesión cerrada, en momentos en que se ha recrudecido la ofensiva del grupo radical Estado Islámico de Iraq y el Levante (EIIL) en diversas zonas del país.

Al termino de esa sesión, el presidente de turno del Consejo, el representante de Rusia, Vitaly Churkin, comentó a la prensa que los miembros de ese órgano expresaron de forma unánime apoyo al gobierno y al pueblo iraquí en su lucha contra el terrorismo.

Subrayaron que todas las medidas que se tomen en ese sentido deben estar dentro del marco constitucional, además de cumplir con el derecho internacional humanitario y respetar los derechos humanos.

“Condenan de forma enérgica todas las actividades terroristas y de extremistas, sea cual sea su motivación. También resaltan la importancia de un diálogo político inclusivo”, explicó el diplomático ruso a los periodistas y agregó que la formación de un nuevo parlamento y de un nuevo gobierno ofrecen una oportunidad para ello.

También urgieron al gobierno iraquí y a la comunidad internacional a respaldar a la UNAMI y de forma especial sus actividades de ayuda humanitaria.

Por su parte, el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, también ha expresado su enérgica condena al recrudecimiento de la violencia terrorista en ese país y al reciente ataque al consulado de Turquía en la ciudad iraquí de Mosul, la segunda mayor del país, así como el secuestro del cónsul turco, de diversos funcionarios y de otras personas de la misma nacionalidad.

En lo relativo a la situación humanitaria, varias agencias de la ONU llamaron a proteger a los civiles y pidieron apoyo financiero adicional para responder a la crisis.

UNICEF indicó que alrededor de la mitad de las 500.000 personas desplazadas por la violencia en la última semana son niños.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) informó de la carencia de alimentos en áreas en disputa entre Iraq y Kurdistán y está suministrando ayuda a unas 42.000 personas.

Noticias relacionadas