Acabar con la violencia contra la mujer es una responsabilidad de los Estados

Rashida Manjoo Foto.ONU/Paulo Filgueiras

Share

12 de junio, 2014 — La relatora de la ONU sobre violencia sexual contra la mujer, recordó este jueves a los Estados su responsabilidad de actuar con diligencia para eliminar ese flagelo y señaló la brecha que aún existe entre la aceptación de las leyes para protegerlas y su aplicación en la realidad.

Durante la presentación de su informe al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, Rashida Manjoo subrayó que esos abusos son una violación persistente de las garantías básicas, además de sistemática y generalizada, y afecta a las mujeres por el simple hecho de ser mujer.

Por esa razón, Manjoo reclamó una serie de normativas y medidas prácticas que respondan y contribuyan a prevenir este problema.

También informó al Consejo del creciente número de mujeres que son encarceladas, especialmente aquellas que pertenecen a minorías étnicas y raciales.

“Las condiciones adversas de las prisiones y la falta de ambientes apropiados para las mujeres son un problema global. Las mujeres encarceladas afrontan peores condiciones que los hombres. Son vulnerables a numerosas manifestaciones de violencia, incluidas las violaciones sexuales por otros reclusos y guardias y la prostitución forzosa”, manifestó la relatora y reiteró su llamamiento a abordar las causas estructurales que provocan esa situación.

Noticias relacionadas