ACNUR alerta del creciente número de desplazados en la región iraquí de Anbar

Una mujer desplazada en la provincia de Anbar, Iraq, recoge ayuda Foto archivo: UNHCR Iraq

Share

06 de junio, 2014 — La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) llamó hoy la atención sobre el creciente número de desplazados en la provincia iraquí de Anbar a causa de la persistente violencia, que además está dificultando más la asistencia humanitaria.

Según datos oficiales se calcula que unas 434.000 personas han tenido que abandonar sus hogares en esta zona occidental del país, desde que enero se incrementaron los enfrentamientos entre tropas gubernamentales y grupos extremistas.

ACNUR explicó que el desplazamiento forzado de personas aumentó el pasado mes después de que milicianos rebeldes rompieran una presa con el fin de inundar la zona de Abu Ghraib, lo que obligó a unos 72.000 iraquíes a huir de sus casas.

El portavoz de ACNUR, Adrian Edwards, aludió este viernes en Ginebra a la situación desesperada que afrontan los miles de desplazados en esa región y a los problemas de las agencias para proveer asistencia.

“Necesitamos con urgencia aumentar nuestra respuesta, lo que es difícil por tres razones: enfrentamos un deterioro de la seguridad en Anbar, lo que obstaculiza el acceso a la gente necesitada; los desplazados están por todo el país y no hay fondos suficientes”, explicó Edwards.

De los 26,4 millones de dólares que pidió ACNUR en marzo para atender esta crisis, sólo se ha recibido un 12% de esos fondos.

Noticias relacionadas