República Centroafricana: Ban condena los últimos ataques mortales a civiles

Desplazados por la violencia en Bangui, República Centroafricana Foto: ONU/Evan Schneider

Share

29 de mayo, 2014 — El Secretario General de la ONU condenó hoy de forma enérgica los ataques más recientes ocurridos en la República Centroafricana, que han causado la muerte de civiles y entre ellos de un sacerdote católico.

La iglesia de Nuestra Señora de Fátima, en la capital, Bangui, fue uno de los escenarios de actos de violencia este miércoles, donde murieron un número no determinado aún de personas y otras fueron secuestradas. Medios de prensa mencionan más de una decena de victimas mortales.

En esa misma ciudad tres jóvenes musulmanes fueron brutalmente asesinados por milicianos rivales anti-Balaka a comienzos de semana, cuando se proponían asistir a un partido de fútbol para alentar la reconciliación intercomunal.

Ban Ki-moon alentó al gobierno de transición a hacer todos los esfuerzos para impedir más acciones violentas y a tomar las medidas necesarias para que los responsables de esos crímenes sean llevados ante la justicia.

El Titular de la ONU pidió a las fuerzas internacionales presentes en ese país que utilicen todos los recursos necesarios para apoyar esos esfuerzos, al tiempo que hizo un llamamiento a las partes implicadas en el conflicto a poner fin al ciclo de violencia y de represalias.

Además, animó a todos los líderes a trabajar con la Misión de la ONU, la MINUSCA, para facilitar un diálogo nacional y un proceso de reconciliación encaminados a alcanzar una paz duradera.

Noticias relacionadas