Piden normas jurídicamente vinculantes para afrontar el trabajo forzado

Foto: OIT/A. Khemka

Share

23 de mayo, 2014 — Un grupo de expertos de Naciones Unidas en temas de esclavitud, los migrantes y la trata de personas instó hoy a los gobiernos del mundo a adoptar un protocolo internacional jurídicamente vinculante para prevenir el trabajo forzado.

Según un informe de la Organización Internacional del Trabajo, esa práctica genera anualmente 150 mil millones de dólares en ganancias ilegales y afecta a casi 21 millones de personas.

Los miembros del Grupo afirmaron que la adopción de normas vinculantes sería un paso esencial en la lucha contra este tipo de esclavitud moderna y representaría una oportunidad para una acción internacional más coherente para eliminarla.

Las principales víctimas del trabajo forzado son mujeres y niñas obligadas a prostituirse, migrantes atrapados en esquemas de servidumbre por deudas y trabajadores clandestinos.

En junio, la OIT celebrará una reunión en Ginebra en la que representantes de gobiernos, sindicatos y asociaciones de empleadores debatirán el asunto y negociaran normas complementarias al Convenio 29 de esa organización sobre derecho laboral internacional.

Noticias relacionadas