Sudán del Sur: sigue propagándose el colera, que se ha cobrado ya tres vidas

Protección de desplazados en Sudán del Sur Foto: ONU/saac Billy

Share

19 de mayo, 2014 — Los casos de cólera siguen aumentando con rapidez en Sudán del Sur después de detectarse el brote la pasada semana y ya se han registrado tres víctimas mortales, informó hoy UNICEF.

Desde que surgieron los primeros casos en la capital, Juba, hace cuatro días, más de 130 personas están recibiendo tratamiento contra ese mal y entre ellas hay docenas de niños.

Además, se han confirmado casos nuevos en dos estados adicionales, los de Jonglei y Alto Nilo.

“El cólera pone aún más presión sobre los más vulnerables, cuya salud ya está muy deteriorada a causa de la crisis nutricional”, manifestó el representante de UNICEF en ese país, Jonathan Veitch, en un comunicado.

Este Fondo de la ONU ya alertó a comienzos de año de los riesgos de un brote de cólera en Sudán del Sur, a causa de la masificación de los campamentos y de otras zonas de acogida de desplazados por la violencia.

Tras detectarse los primeros casos, UNICEF ha ayudado a establecer un centro de tratamiento en el hospital de Juba y está suministrando medicinas y equipaminto para la protección contra el contagio, entre otras medidas destinadas a controlar la propagación.

UNICEF también ha advertido de que, si no se remedia la crisis alimentaria con prontitud, hasta 50.000 menores de cinco años podrían morir. Además, precisó que necesita 10 millones de dólares con urgencia para poder seguir adelante con sus labores más básicas y también para detener el cólera.

Por otra parte, la Misión de la ONU en ese país, la UNMISS informó este lunes que la situación es de relativa calma, aunque se han escuchado disparos esporádicos en diversas zonas.

Casi 85.000 civiles desplazados por la violencia están refugiados en bases de la UNMISS esparcidas por todo el país, mientras persisten las limitaciones de movimientos y el acoso al personal de Naciones Unidas.

Noticias relacionadas