Evalúan vías para ampliar el diagnóstico del virus del papiloma humano

Share

14 de mayo, 2014 — Expertos de la región se reunieron hoy en la sede de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Washington, para analizar posibilidades de colaboración en un mayor acceso a las pruebas de detección de la infección por el virus del papiloma humano, como método de tamizaje primario para la detección de ese tipo de cáncer.

Más de 36.000 mujeres murieron en las Américas en 2012 a causa del cáncer cervicouterino y alrededor del 80 por ciento de ellas se encontraban en América Latina y el Caribe.

Los especialistas señalaron que un acceso más amplio y eficaz al diagnóstico y al tratamiento para las mujeres de 30 a 49 años podría prevenir muchas muertes por cáncer cervicouterino, diagnosticado a menudo en las etapas finales en América Latina y el Caribe.

Según la OPS, hasta ahora, la poca disponibilidad de las pruebas del virus del papiloma humano y su alto costo han sido algunas de las barreras que limitan la ampliación de su uso en la región.

Además algunas pruebas disponibles pueden ser difíciles de realizar en entornos de bajos ingresos, debido a limitaciones de infraestructura.

En la reunión de esta semana, organizada por la OPS y el Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos, los participantes evaluaron estas y otras barreras que obstaculizan la detección de la enfermedad cervicouterina y tratar de identificar soluciones para extender su acceso.

Noticias relacionadas