El Consejo de Seguridad condena la violencia de Boko Haram y está pendiente de las niñas nigerianas secuestradas

Niñas en una escuela de Nigeria Foto: ACNUR/K. Mahoney

Share

09 de mayo, 2014 — El Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy en los términos más enérgicos los ataques terroristas del grupo extremista Boko Haram en Nigeria, perpetrados el pasado 5 de mayo y que causaron centenares de muertos y heridos, así como los secuestros de niñas ocurridos en las últimas semanas.

En una declaración a la prensa al termino de una reunión de ese órgano, el representante de Corea de Sur, Oh Joon, que ocupa la presidencia rotatoria, manifestó que los miembros del Consejo exigieron la inmediata e incondicional puesta en libertad de las más de doscientas escolares secuestradas el 14 de abril y el pasado 5 de mayo.

“Los miembros del Consejo de Seguridad expresaron su intención de seguir activamente la situación de las niñas cautivas y de considerar medidas apropiadas contra Boko Haram”, manifestó el diplomático surcoreano.

Los quince integrantes de ese órgano expresaron además gran preocupación por los ataques terroristas perpetrados por ese grupo en los últimos cinco años, “que han causado numerosas y devastadoras pérdidas de vidas y representan una amenaza a la estabilidad y a la paz en África Occidental y Central”.

Los miembros del Consejo manifestaron además “profunda indignación” ante los secuestros recientes de alumnas y gran inquietud por la declaración de un presunto líder de ese grupo, que amenazó con venderlas como esclavas.

También reconocieron los esfuerzos que realiza el gobierno nigeriano para que las alumnas puedan regresar de forma segura con sus familias y pidieron a la comunidad internacional, y en particular a los Estados en la región, que colaboren estrechamente con las autoridades de Nigeria para lograr ese objetivo.

Subrayaron además que quienes cometen actos de esa naturaleza deben rendir cuentas a nivel nacional e internacional y que algunas de esas acciones podrían ser consideradas crímenes contra la humanidad en base al derecho internacional.


Noticias relacionadas