El Consejo de Seguridad pide adoptar medidas contra las armas de destrucción masiva

El Consejo de Seguridad de la ONU Foto archivo: ONU/Paulo Filgueiras

Share

07 de mayo, 2014 — El Consejo de Seguridad de la ONU reafirmó hoy, coincidiendo con el décimo aniversario de la resolución 1540 sobre no proliferación de las armas de destrucción masiva, que esos artefactos tanto nucleares, químicos como biológicos y sus sistemas vectores son una amenaza para la paz y la seguridad internacionales.

En una declaración presidencial, el Consejo expresó gran preocupación por la amenaza del terrorismo y el riesgo de que agentes no estatales adquieran, desarrollen, empleen o trafiquen con armas de ese tipo.

En ese sentido llamó a los Estados a adoptar medidas eficaces para impedir que eso ocurra y a establecer controles nacionales para evitar su proliferación.

También encomió las contribuciones del Comité formado en virtud de la resolución 1540, adoptada en 2004, y recomendó la elaboración de una estrategia que incluya un examen sobre la aplicación de ese documento, que deberá presentar al Consejo antes de que finalice 2016.

Este órgano de la ONU exhortó también a los Estados que todavía no han presentado su informe sobre la implementación de esta resolución a que lo hagan sin demora.

También recordó su decisión de que los “Estados Miembros informen de inmediato al Consejo de cualquier violación de esa resolución, incluida la adquisición por agentes no estatales de armas químicas, sus sistemas vectores y material conexo, a fin de adoptar las medidas necesarias”.

En el debate abierto sobre este tipo de armas participó también el vicesecretario general de la ONU, Jan Eliasson, quien resaltó que la resolución 1540 ha impulsado avances relevantes contra las armas de destrucción masiva.

Recordó a este respecto que más de 30.000 medidas y acciones han adoptado los Estados para cumplir lo establecido en la resolución, aunque también ha habido retrocesos y decepciones, incluido el reciente uso de armas químicas en el conflicto de Siria.

“Sin embargo, mediante firmes acciones diplomáticas y administrativas, y por acuerdo, más del 90% de las armas químicas han sido extraídas de ese país, incluso a pesar de que el conflicto continua y en parte se ha intensificado”, manifestó Eliasson.

Subrayó que una veintena de naciones no han informado aún al Comité de sus esfuerzos para aplicar los términos de la resolución 1540 y que la mayoría son Estados que tienen graves dificultades económicas y sociales.

“Es crucial para todos los países implementar esta resolución. Terroristas y traficantes tienden a utilizar países cuyas aduanas, fronteras, importaciones, exportaciones, puertos y aeropuertos son controlados menos o de manera poco eficaz”, señaló Eliasson.

De cara al futuro, agregó, se espera ampliar la cooperación regional en la implementación de la resolución, sobre todo porque los países que comparten frontera a menudo afrontan los mismos desafíos.

En el debate, que estuvo presidido por el ministro de Exteriores de Corea del Sur, Yun Byung-se, país que ocupa en mayo la presidencia rotatoria de este órgano, intervinieron sus quince integrantes y una treintena de representantes de otros Estados.


Noticias relacionadas