UNICEF considera una crueldad el secuestro de más niñas en Nigeria

Niñas en una escuela de Nigeria Foto: ACNUR/K. Mahoney

Share

06 de mayo, 2014 — UNICEF consideró hoy una atrocidad el rapto de ocho niñas más por hombres armados en el estado de Borno, en el noreste de Nigeria, que se suman a las más de 230 menores secuestradas el pasado 14 de abril, con edades de entre doce y quince años.

Ese fondo de la ONU manifestó en un comunicado que este último secuestro “es una crueldad y la peor pesadilla” para las niñas victimas de ese acto cruel y para las familias de las más de doscientas que están en paradero desconocido desde hace semanas.

UNICEF urgió a los secuestradores a liberar a las niñas sin daños y permitir que regresen a sus comunidades. También hizo un llamado a todas las personas que tengan alguna influencia sobre los autores de estos raptos a hacer todo lo posible para el retorno seguro de las niñas y que los perpetradores sean llevados ante la justicia.

Por último, expresó su solidaridad con las familias y con el pueblo de Nigeria.

La Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos también expresó este martes gran inquietud por la situación de los centenares de niñas secuestradas mientras se encontraban en una escuela residencia en el estado de Borno, en Nigeria, el pasado 14 de abril.

El grupo extremista Boko Haram ha reclamado la autoría de esos secuestros mediante una grabación en video, en la que aparece supuestamente su líder. Ese individuo declara que las escolares serán vendidas en el mercado y entregadas en matrimonio, y se refiere a ellas como esclavas.

Rupert Colville, portavoz de la Alta Comisionada, aludió a este trágico suceso durante una conferencia de prensa en Ginebra.

“Advertimos a los perpetradores que está absolutamente prohibido por las leyes internacionales la esclavitud y la esclavitud sexual. Esto puede constituir un crimen contra la humanidad. Las niñas deben ser devueltas ilesas y de inmediato a sus familias”, enfatizó Colville.

La Alta Comisionada, Navi Pillay. ha contactado al presidente de Nigeria y urgió al gobierno a hacer todo lo posible para rescatar a las menores.

Pillay subrayó que las autoridades deben proteger a su población de abusos a los derechos humanos y de crímenes, y el fracaso en esta labor implicaría una violación de las garantías fundamentales.

Noticias relacionadas