Navi Pillay aboga por la moratoria de la pena de muerte en Estados Unidos

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay Foto: ONU/Paulo Filgueiras

Share

02 de mayo, 2014 — La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, urgió hoy a Estados Unidos a imponer una moratoria inmediata a la pena de muerte.

Pillay subrayó que 32 estados de ese país tienen leyes que contemplan la pena de muerte.

Las declaraciones de Pillay coincidieron con la ejecución de un condenado en Oklahoma. Clayton Lockett, murió el martes tras cuarenta minutos de agonía.

Concretamente, en este caso se ejecutó al hombre mediante una nueva inyección letal que no hizo efecto inmediato.

El portavoz de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Rupert Colville, indicó que esta ejecución reabre el debate en torno a los métodos para aplicar la pena de muerte en Estados Unidos.

“La agónica muerte de Clayton Lockett es el segundo caso de sufrimiento extremo de condenados a la pena capital que se registra en Estados Unidos en lo que va de año. El otro caso es el de Dennis Mc Guire que fue ejecutado por el estado de Ohio el pasado 16 de enero con una inyección letal que contenía una combinación de sustancias que no habían sido probadas”, dijo Colville.

Por último, recordó que Naciones Unidas se opone a la pena de muerte en cualquier circunstancia.

Noticias relacionadas