República Centroafricana: la situación se vuelve más grave cada día

Desplazados viviendo en una escuela en Bossangoa, República Centroafricana Foto: ACNUR/A.Greco

Share

01 de mayo, 2014 — El Director de Operaciones de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), John Ging, afirmó hoy que la situación en la República Centroafricana continua deteriorándose a pasos alarmantes, en lo concerniente a la seguridad de la población y a las necesidades de asistencia.

Durante una conferencia de prensa en la que informó de los resultados de una reciente visita a ese país, Ging manifestó que más de un millón de personas han resultado afectadas por la violencia, más de 2.000 han muerto, más de 600.000 han sido desplazadas internamente y 300.000 han buscado refugio en países vecinos.

“Esto va a coincidir en breve con la temporada de lluvias que acaba de empezar, lo que implicará grandes dificultades para la gente y retos logísticos para las agencias humanitarias que operan en el país y tendrá un gran impacto sobre las personas que necesitan ayuda”, afirmó Ging.

Señaló además que, en vez de atribuirse la violencia a los grupos armados como ocurría hace unos meses, en estos momentos se culpa directamente a comunidades enteras según su credo religioso, musulmanes o cristianos.

Ging percibió una radicalización y manipulación de la situación por los líderes religiosos, que afirman que la solución del problema es la segregación.

Añadió que unos 24.000 musulmanes están solicitando su evacuación del país porque consideran que viven en un entorno muy inseguro.

Con relación al financiamiento de las actividades humanitarias, de los 550 millones de dólares solicitados a la comunidad internacional para atender las necesidades de la población en la República Centroafricana solo se ha recibido un 28 por ciento de esa cifra, lo que está implicando escasez de alimentos y medicinas para los más vulnerables.

Noticias relacionadas