Amos pide acción urgente al Consejo de Seguridad para facilitar la ayuda humanitaria en Siria

La Coordinadora de la ONU para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos Foto archivo: ONU/Evan Schneide

Share

30 de abril, 2014 — La titular de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Valerie Amos, subrayó hoy que sin la acción concertada de todo el Consejo de Seguridad y de otros Estados miembros de las Naciones Unidas no se conseguirán los cambios necesarios para asistir a la población en Siria.

Amos informó este miércoles a ese órgano de la ONU, en una sesión a puerta cerrada, de la situación humanitaria en ese país. En declaraciones posteriores a la prensa manifestó que, dada la falta de avances en el frente político, hay que centrarse en cómo llevar ayuda a la gente que la necesita desesperadamente.

“Le he dicho al Consejo que estoy extremadamente preocupada por continuas evidencias de violaciones, por todas las partes, de las disposiciones más fundamentales de derechos humanos y de la ley humanitaria”, explicó Amos.

Resaltó que las agencias de la ONU y otras organizaciones humanitarias siguen suministrando asistencia a millones de sirios y más de tres millones de niños fueron vacunados contra la polio en abril.

Sin embargo, el suministro de ayuda básica sigue enfrentando numerosos obstáculos y precisó que menos de un diez por ciento de las 242.000 personas que residen en zonas asediadas recibieron asistencia en las últimas cuatro semanas.

Como un ejemplo de las grandes dificultades que encuentran las agencias para acceder a la población necesitada, explicó que hace más de una semana que un equipo de OCHA está en la localidad de Aleppo tratando de negociar, hasta ahora sin éxito, la entrada de asistencia y ella misma ha hablado con diversas partes sin resultados positivos.

“Necesitamos medidas prácticas que hagan la diferencia”, subrayó Amos.

“Hay áreas en las que precisamos que los miembros del Consejo de Seguridad hagan más en cuanto a usar la influencia que tienen. También les recordé otros casos en la historia, como Bosnia y Somalia, donde tuvieron que pasar varias resoluciones diferentes bajo el Capítulo Siete para darnos el acceso humanitario que necesitábamos”, agregó.

La coordinadora humanitaria reiteró que la situación en Siria es grave y empeora de manera rápida y constante.

Para remediarlo, señaló que se necesita facilitar el acceso por más puntos fronterizos a zonas necesitadas de ayuda, más seguridad para las actividades humanitarias y la protección efectiva de los civiles, como establece la resolución 2139 y agregó que con un apoyo decidido del Consejo a esas y otras medidas la situación humanitaria mejoraría con rapidez.

Amos también manifestó que las diferencias políticas entre los miembros del Consejo de Seguridad respecto de este conflicto está teniendo un impacto en la implementación de la resolución adoptada en febrero y graves consecuencias para las operaciones humanitarias.

“Le dije al Consejo que la resolución 2139 no está funcionando”, recalcó.

Esta es la segunda ocasión en que Amos informa al Consejo de la evolución de la situación humanitaria en Siria, después de que ese órgano aprobara el pasado 22 de febrero la resolución 2139, en la que instaba a las partes envueltas en el conflicto a facilitar la distribución de asistencia a la población.


Noticias relacionadas