La reforma del sector de la seguridad es vital para luchar contra la impunidad

El Consejo de Seguridad de la ONU Foto:ONU/Eskinder Debebe

Share

28 de abril, 2014 — El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó hoy por unanimidad la primera resolución centrada específicamente en la reforma del sector de la seguridad y resaltó que esa tarea es fundamental para luchar contra la impunidad respecto de las violaciones y abusos de los derechos humanos y para contribuir al estado de derecho.

También reafirmó la importancia de dicha reforma en la estabilización y la reconstrucción de los Estados después de los conflictos, y señaló que seguirá dando prioridad a esa tarea dentro de las operaciones de mantenimiento de la paz y las misiones políticas especiales de las Naciones Unidas.

Numerosos Estados miembros participaron en el debate abierto que celebró el Consejo sobre este asunto, en una sesión que estuvo presidida por el Ministro de Asuntos Exteriores de Nigeria, Aminu Wali, país que ostenta en abril la presidencia rotatoria de ese órgano.

La resolución aprobada también alienta a los Estados que tengan en marcha una reforma de sus instituciones de seguridad a que incorporen la protección de los derechos del niño. Además, subraya la importancia de la participación “eficaz y en pie de igualdad” de la mujer y su intervención plena en todas las fases de ese proceso.

También observa que las Naciones Unidas “están especialmente bien situadas” para apoyar y coordinar las reformas que se necesiten en todo el sector, en estrecha colaboración con las entidades internacionales y regionales pertinentes.

El Secretario General de la ONU abrió el debate y manifestó que las instituciones de seguridad son cruciales en la relación del Estado con sus ciudadanos y subrayó que la autoridad legítima a usar la fuerza está ligada a la responsabilidad de proteger y respetar los derechos humanos.

Ban Ki-moon resaltó también que un sector de seguridad profesional y responsable y en el marco del Estado de derecho, fortalece la confianza pública en el Estado y aporta la estabilidad necesaria para la consolidación de la paz y el desarrollo.

“La imagen de un oficial en uniforme debe evocar sentimientos de orden, disciplina y seguridad. Nuestra meta colectiva es ayudar a los Estados a crear instituciones de seguridad profesionales y sólidamente ancladas en una cultura de servicio, en lugar de en un ejercicio sin control y falto de responsabilidad del poder y la fuerza. Juntos podemos hacerlo realidad”, señaló el Secretario General.

Afirmó además que la reforma del sector de la seguridad en un elemento fundamental del mantenimiento y consolidación de la paz y también del desarrollo, y aludió a este respecto a la asistencia que presta la ONU a numerosos países, incluidos Côte d´Ivoire, Mali, o Somalia, para realizar procesos complejos de reforma de sus instituciones de seguridad.




Noticias relacionadas