Sudán del Sur: los desplazados en Bentiu apenas tienen agua para beber

Desplazados en la base de UNMISS en Bentiu Foto: UNMISS/Anna Adhikari

Share

22 de abril, 2014 — Miles de personas en Sudán del Sur que han huido en los últimos días de la violencia en Bentiu y otras localidades próximas, y han buscado la protección de la Misión de la ONU en ese país, solo disponen de apenas un litro de agua potable diario, informó hoy UNICEF.

Esa agencia de la ONU explicó que más de 10.000 desplazados han llegado en la última semana a la zona de protección de civiles en la base de la UNMISS en Bentiu, que ya alberga a unas 23.000 personas.

La inseguridad en la zona y la llegada de la temporada de lluvias plantean graves dificultades al suministro diario de agua potable en camiones y también han mermado las letrinas disponibles.

En ese contexto, UNICEF subrayó la grave situación de la población infantil en el estado de Unity y en otras zonas de Sudán del Sur afectadas por la violencia, y calcula que cerca de un cuarto de millón de niños están en riesgo de sufrir grave desnutrición.

“Es una situación muy peligrosa. Los niños están entre las primeras víctimas, lo que es inaceptable. Además de la desnutrición, tenemos el problema del reclutamiento de menores por grupos armados”, manifestó Christophe Boulierac, portavoz de UNICEF en Ginebra, durante una conferencia de prensa.

UNICEF señaló también que un número indeterminado de niños murieron en los últimos días durante el ataque a desplazados bajo la protección de la UNMISS en Bor, y también a causa del fuego cruzado entre grupos combatientes o por su alistamiento con ellos.

La relatora independiente de la ONU Chaloka Beyani, encargada de supervisar el respeto de los derechos humanos de los desplazados, expresó hoy su condena de esos ataques a civiles y manifestó que la protección y la seguridad de cerca de un millón de desplazados en ese país deben ser prioritarias para la ONU.

Noticias relacionadas