Sudán del Sur: la ONU condenó de forma enérgica la matanza de civiles

Civiles huyen de la violencia en Bentiu, Sudán del Sur Foto: UNMISS/Mihad Abdallah

Share

21 de abril, 2014 — La Misión de la ONU en Sudán del Sur, la UNMISS, condenó hoy de forma enérgica la matanza de civiles en la ciudad de Bentiu, en el estado de Unity, por razón de sus raíces étnicas o su nacionalidad.

La UNMISS explicó que durante la ocupación los pasados días 15 y 16 por fuerzas de la oposición de esa ciudad, situada en el norte del país y cerca de la frontera con Sudán, los milicianos mataron a centenares de civiles después de determinar su identidad.

La Misión de la ONU señaló en un comunicado que sus investigadores de asuntos relacionados con los derechos humanos confirmaron que cuando las fuerzas rebeldes tomaron el control de Bentiu, registraron lugares donde se habían refugiado civiles y extranjeros y mataron a numerosas personas después de identificarlas.

La UNMISS subrayó que esas atrocidades deben ser investigadas y los autores de esos crímenes tienen que ser llevados ante la justicia.

Entre el 15 y el 17 de abril, tropas de la Misión de la ONU lograron evacuar de Bentiu y otras localidades próximas a centenares de civiles cuyas vidas corrían peligro, incluidas muchas que se habían refugiado en el hospital, y a heridos ingresados allí.

Los cascos azules también han escoltado a varios miles de personas que caminaron a la base de UNMISS en Bentiu en busca de protección. El número de desplazados allí ha pasado de 4.500 a comienzos de abril a unas 22.000 personas.

Mary Cummins, coordinadora de la Misión en el estado de Unity, manifestó este lunes que se necesitan refuerzos militares con urgencia para fortalecer la seguridad ante el flujo creciente de civiles que piden protección.

Agregó que es necesario que llegue pronto el batallón de soldados ghaneses asignados a la UNMISS de acuerdo a la decisión que adoptó el Consejo de Seguridad el pasado 24 de diciembre.

Además, la base fue atacada con cohetes el pasado día 17 de este mes. La coordinadora resaltó la importancia que tiene trabajar en colaboración con los lideres comunitarios para mejorar la seguridad de los desplazadas en las zonas bajo la protección de UNMISS.

La Misión de la ONU en Sudán del Sur también expresó su firme condena del uso de la emisora Radio Bentiu FM por parte de algunos líderes de oposición para difundir mensajes de odio y propagar la idea de que ciertos grupos étnicos no deberían permanecer en la localidad.

La Misión deploró que incluso se instara a los hombres a cometer actos de violencia sexual contra mujeres de otras comunidades.

Noticias relacionadas