América Latina moviliza alianzas contra el SIDA, la malaria y la tuberculosis

Foto: IRIN/Eva-Lotta Jansson

Share

10 de abril, 2014 — La sociedad civil, los gobiernos y algunos actores técnicos de América Latina han debatido en Quito, Ecuador, nuevas formas de combatir el SIDA, la malaria y la tuberculosis bajo un nuevo modelo de financiación planteado por el Fondo Mundial contra esas enfermedades.

Unos 200 participantes de trece países de la región coincidieron, en sesiones de trabajo celebradas hace unos días, en que la lucha contra esos padecimientos debe centrarse en las poblaciones más vulnerables.

Según el nuevo modelo de financiamiento, el Fondo Global asignará 600 millones de dólares a América Latina durante el periodo 2014-2016, una cantidad que excede la partida otorgada a la región en los últimos cuatro años.

El nuevo modelo está diseñado para hacer más eficiente la asignación de fondos a proyectos específicos, con la intención de que más gente se beneficie de la prevención y tratamiento de los males.

Además, ese esquema implica una mayor participación de los gobiernos y contempla un respeto absoluto de los derechos humanos.

El director de ONUSIDA para América Latina, César Núñez, consideró que el nuevo modelo representa una oportunidad para que los sectores marginados de población accedan a los programas de prevención y tratamiento.

También subrayó la importancia de poner fin a la discriminación y al estigma para vencer esas enfermedades.

Según ONUSIDA, un millón y medio de personas en la región eran portadoras del VIH en 2012. Los grupos con mayor incidencia son los transgénero, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y las trabajadoras sexuales.

Noticias relacionadas