La OMS establece recomendaciones para el tratamiento de la hepatitis C

Prueba de hepatitis en Togo Foto IRIN/Isidore Akollor

Share

09 de abril, 2014 — La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer hoy una serie de recomendaciones para hacer más eficaz la detección y el tratamiento de la hepatitis C, una infección crónica que se calcula afecta hasta a 150 millones de personas y puede causar medio millón de muertes anuales.

La nueva guía para el tratamiento de esa enfermedad contiene nueve recomendaciones principales, incluida la de incrementar las pruebas a personas más propensas a contraer esa infección y cómo decidir el tratamiento más adecuado según los casos.

También aporta propuestas para los gestores de salud y a quienes trabajan en ese sector respecto de las intervenciones que deberían realizarse para prevenir la transmisión de la hepatitis C, que causa una infección crónica que puede derivar en cirrosis y cáncer de hígado.,

La OMS propone además que, puesto que el alcohol puede agravar el daño al hígado causado por este tipo de hepatitis, se provea asesoramiento para reducir el consumo de bebidas alcohólicas.

El doctor Stefan Viktor, director del Programa de Hepatitis en la OMS, manifestó en conferencia de prensa que la infección del tipo C es un problema importante de salud a nivel mundial, que la epidemiología varía de un país a otro y que el tratamiento ha avanzado de forma significativa aunque es costoso.

“La hepatitis C puede ser tratada y se puede curar, se puede eliminar del organismo y los tratamientos continúan mejorando cada día”, afirmó.

La forma más común de trasmisión del virus de la hepatitis C es por el contacto con sangre contaminada y el uso de jeringuillas infectadas.

Noticias relacionadas