Advierten de posible riesgo de cáncer de tiroides entre niños de Fukushima

Central nuclear de Fukushima, Japón Foto: IAEA/Giovanni Verlini

Share

04 de abril, 2014 — Los niveles de cáncer después del accidente de 2011 en la central nuclear de Fukushima, en Japón, probablemente se mantendrán estables, aunque existe la posibilidad de que aumente el riesgo de cáncer de tiroides entre el grupo de niños más expuestos a la radiación.

Así lo considera el Comité Científico de las Naciones Unidas sobre los Efectos de la Radiación Atómica (UNSCEAR) en un informe divulgado esta semana y recomienda que se siga observando de cerca la situación respecto de ese colectivo infantil. También señalaron que el cáncer tiroidal es una enfermedad poco frecuente entre los menores.

Los expertos recalcaron que no prevén cambios perceptibles en el futuro en las tasas de cáncer y de enfermedades hereditarias a causa de la exposición a la radiación liberada tras ese accidente o en los nacimientos de niños con defectos.

Las conclusiones a que llegan los autores se basan en cálculos sobre la exposición que tuvieron a la radiación diversos grupos de población, incluidos los niños, así como en el conocimiento científico que se tiene acerca del efecto de ese problema en la salud.

El Comité también evaluó los efectos de la radiación en los ecosistemas terrestres y marinos y consideró que en ambos casos habrían sido pasajeros.




Noticias relacionadas