La ONU pide a la comunidad de donantes no olvidar la emergencia en Haití

Niña bajo tratamiento contra el cólera en Haití

Share

01 de abril, 2014 — El Coordinador de la ONU para la Respuesta al Cólera en Haití, Pedro Medrano Rojas, realizó recientemente una gira por varios países para informar de los progresos que se van logrando en la lucha contra esa enfermedad en ese Estado caribeño y subrayó que la participación de la comunidad internacional sigue siendo imprescindible para solucionar ese problema.

Durante su viaje también explicó a los gobiernos y a la opinión pública detalles de los desafíos principales que persisten en la contención de esa epidemia.

Desde que surgió en Haití, en octubre de 2010, unas 700.000 personas se han contagiado y para Naciones Unidas esa emergencia ha perdido visibilidad entre los países donantes e incluso en los medios de comunicación, lo que ha provocado que los aportes financieros para acciones de emergencia en ese país disten mucho de lo que se necesita realmente.

Medrano visitó Canadá, el Reino Unido, Francia, España y los Países Bajos y en todos esos lugares tuvo ocasión de reunirse con representantes gubernamentales y de la sociedad civil.

“Pude constatar que, desgraciadamente, el tema de Haití no forma parte de las primeras planas de las noticias en el mundo. Es una emergencia silenciosa, y creo que por el hecho de que no se mencione tanto, no se perciba como una emergencia, y esto también se traduce en menos recursos”, declaró el Coordinador de la ONU durante una entrevista exclusiva con la Radio de Naciones Unidas.

Con la aparición de otras crisis en diversos lugares del mundo, la realidad haitiana se ha visto relegada a un segundo plano. La visita de Medrano a esos países sirvió para subrayar que la participación de la comunidad internacional para remediar la situación en ese país caribeño es imprescindible.

Se han solicitado 69 millones de dólares para este año, pero hasta la fecha sólo se recibió un 15 por ciento de esa cifra.

“Estamos muy preocupados porque los recursos no están llegando y lo que nosotros hemos planteado es que necesitamos estos recursos ahora, porque estamos en la época de sequía. Y es en este período donde necesitamos hacer las inversiones. Después, cuando vienen los desastres naturales, las inundaciones, es mucho más difícil organizarse para prevenir y hacer incluso los tratamientos médicos que requiere esta enfermedad”, manifestó Medrano.

Uno de los problemas principales que obstaculizan la lucha contra el cólera en Haití es el relacionado con el agua y el saneamiento. El país cuenta con los indicadores más bajos de cobertura en ese aspecto de todo el hemisferio. Solamente el 17 por ciento de su población accede a estos servicios y menos de la mitad de la población accede a agua potable. Esta situación hace pensar al Coordinador de la ONU que la nación caribeña necesita un Plan Marshall.

“El país necesita dos tipos de intervenciones: una, que nosotros llamamos de emergencia, de urgencia, como por ejemplo proveer a las comunidades de tabletas purificadoras de agua, de bombas de agua… Necesitamos incluso campaña de higiene, fortalecer los equipos móviles que trabajan en las comunidades en educación y prevención. Estas las consideramos muy importantes y requieren que se hagan ahora, no podemos esperar cinco o diez años…”, explicó

Señaló además que la eliminación del cólera y de otras enfermedades prevenibles en Haití dependerá de la infraestructura definitiva para proveer de manera permanente agua y saneamiento. Otro frente en el que se actúa es en las campañas de vacunación.

“La Oficina Panamericana de la Salud (OPS)está apoyando al gobierno de Haití para llevar a cabo un programa de vacunación. Esperamos de aquí a junio haber inmunizado a 200.000 personas y antes de fin de año a otras 300.000 personas. Esto es lo que ha pedido el gobierno de Haití. Nosotros pensamos que esto es un complemento. La vacuna no es por sí misma lo que va a resolver el problema, pero va a ayudar”, recalcó Medrano.

Señaló también que el año pasado hubo 65.000 casos y en enero y febrero de este año se registraron 1.400 casos y 4 muertos. Esta cifra es la más baja de las registrada en ese mismo periodo en años anteriores desde que comenzó el brote.

Añadió que un punto que hará avanzar en una respuesta más eficaz a la eliminación del cólera es el establecimiento de un comité de alto nivel entre la ONU y el gobierno de Haití, que será presidido por el Primer Ministro y que se concretará en los próximos días.

“Quisiera enfatizar el hecho de que estamos en una emergencia. En cualquier país del mundo con 65.000 casos de cólera estaría considerado como una emergencia. Pensamos que los progresos que hemos hecho ciertamente son notables, porque estamos reduciendo los números de casos incluso por debajo de los estándares que la propia OMS había establecido como meta, pero no estamos con el problema resuelto”, declaró Pedro Medrano.

“Quisiera apelar a la comunidad internacional a que continúe con este esfuerzo de apoyo al gobierno de Haití para poder eliminar el cólera en ese país, reducirlo sustancialmente y así evitar también que esto pueda afectar a otros países de la región”, recalcó el Subsecretario general de la ONU y coordinador para la Respuesta al Cólera en Haití, Pedro Medrano Rojas.


Noticias relacionadas