Siria: Amos informó al Consejo de Seguridad que la situación humanitaria se agrava

La coordinadora de la ONU de Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, durante una visita a Siria Foto Archivo:OCHA/Ben Parker

Share

28 de marzo, 2014 — La Coordinadora de la ONU para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, explicó hoy al Consejo de Seguridad que la situación de la población civil en Siria se agrava a causa del persistente conflicto y señaló que, a pesar de la resolución aprobada en febrero para impulsar la ayuda humanitaria, no ha habido avances notables.

Amos compareció ante los miembros del Consejo de Seguridad en una sesión a puerta cerrada durante la que dio cuenta de las graves carencias que siguen afrontando miles de personas en ese país y las dificultades que tienen las agencias de la ONU y otra asociadas para proveer asistencia básica.

“He dicho a los miembros del Consejo que la situación de millones de personas desesperadas no ha mejorado. De hecho los enfrentamientos y la violencia se han intensificado en las últimas cuatro semanas y han causado muchos muertos y heridos”, declaró la coordinadora de la ONU al concluir las consultas.

Esta es la primera ocasión en que Amos acudía al Consejo para abordar con sus miembros el contenido del primer informe del Secretario General sobre la situación en Siria después de que ese órgano adoptara el pasado 22 de febrero, por unanimidad, una resolución en la que instaba a las partes a facilitar el suministro de ayuda a la población civil.

Amos explicó que, desde esa fecha, se han constatado alrededor de 300 casos de violencia sexual en Damasco y sus alrededores y que cientos de miles de personas más han abandonado sus hogares en las últimas semanas por la violencia en el norte y el sur.

Recordó que en días recientes fué posible llevar ayuda desde Turquía por el paso fronterizo de Qamishli pero agregó que, a pesar de avances puntuales como ese, “la situación sigue siendo desoladora y continuará así al menos que se permita acceso total y eficaz a quienes necesitan más ayuda”.

Añadió que había explicado al Consejo que es preciso un cambio significativo en el ritmo y la magnitud de la prestación de ayuda si se quiere salvar vidas y mantener la asistencia de acuerdo a las necesidades que surgen.

“Este enfoque fragmentario, a pesar de los mejores esfuerzos del personal humanitario sobre el terreno, no está logrando que cambie la situación con la rapidez necesaria”, recalcó Amos y explicó que ha pedido con insistencia a los países con influencia sobre las partes enfrentadas que se permita el acceso de ayuda, proteger a los civiles y que se levanten los cercos a zonas pobladas.


Noticias relacionadas