Darfur: la crisis humanitaria se agudiza entre el olvido internacional

Niño en Kutum, en el Norte de Darfur Foto; UN Photo/Albert Gonzalez Farran

Share

25 de marzo, 2014 — La ONU resaltó hoy que la crisis humanitaria en la región sudanesa de Darfur se agudiza por momentos, entre un cierto olvido por parte de la comunidad internacional y la escasez de fondos para prestar la asistencia que necesitan miles de personas afectadas por la violencia

John Ging, director de operaciones de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) y Yasmin Haque, representante de UNICEF en Sudán del Sur, explicaron este martes a la prensa las enormes carencias que afrontan grandes sectores de población tanto en Darfur como en Sudán y Sudán del Sur, después de visitar recientemente la zona.

“Tenemos que recordar a todos que la situación en Darfur no ha mejorado, aunque no reciba ahora la misma atención que en el pasado. De hecho, ha empeorado de forma trágica. Hay más personas desplazadas que hace diez años”, señaló Ging.

Explicó que en Sudán hay más de 6 millones de personas necesitadas de asistencia humanitaria, lo que representa un 40 por ciento más que hace un año y que la situación más grave ocurre en Darfur, donde más de 200.000 personas en lo que va de 2014 han tenido que abandonar sus hogares, la mitad de la cifra registrada en todo el año anterior. Además, alrededor de medio millón de niños sufren malnutrición en ese país.

Ging manifestó que, con tantas crisis ocurriendo en numerosas partes del mundo, la de Darfur no está recibiendo la atención y el apoyo que debería y agregó que se necesitan fondos con rapidez para responder de manera efectiva y cambiar la tendencia descendiente en las aportaciones observada en los últimos años.

“Este año es alarmante, porque sólo hemos recibido el 3 por ciento de los 995 millones de dólares solicitados”, destacó el director de operaciones de OCHA.

Respecto de la situación en Sudán del Sur, manifestó que el violento conflicto actual está destruyendo los frágiles avances logrados después de obtener la independencia en 2011 y destacó que lo más impactante después de escuchar los testimonios de numerosos afectados es “la brutalidad que está ocurriendo”, en alusión a las violaciones de mujeres, a los ataques a escuelas y hospitales, a los efectos del conflicto en los niños y a la destrucción de infraestructura.

Yasmin Haque, apuntó por su parte que en el momento de la independencia UNICEF preguntó a los niños de Sudán del Sur qué esperaban del futuro y contestaban “paz, seguridad y educación” y agregó que era muy triste ver que para la inmensa mayoría de ellos, esa no fuera la realidad.

Noticias relacionadas